El verano, una estación de cine

La Diputación estrena una iniciativa que combina bandas sonoras y proyecciones en distintos municipios

Existe una tradición que pertenece a los veranos, pero que se ha ido perdiendo con el paso del tiempo; la del cine, la de la proyección al aire libre, la de la película de antes de dormir con amigos y familia, con vecinos y entre generaciones. Por este motivo, y también porque hace tiempo el Área de Cultura y Juventud de la Diputación trabaja con diferentes artes, pero hasta el momento no específicamente con el séptimo, se ha alumbrado un nuevo proyecto, que fue presentado ayer por el presidente de la Diputación, Francisco Vázquez, y la diputada de Cultura y Juventud, Sara Dueñas.

La iniciativa no solo se centrará en la imagen de los filmes, sino también en sus bandas sonoras, aspecto inherente y motivo imprescindible de su emotividad, su dramatismo o su pánico. En la presentación estuvieron también presentes los alcaldes de San Miguel de Bernuy, José María Bravo, y de Espirdo Ana Carolina Rincón, y Cuco Pérez, de La Bandada Mancini, en representación respectivamente de los ayuntamientos y las formaciones musicales participantes en el programa.

Con un presupuesto superior a los 15.693 euros, nace ‘Un verano de cine’, una idea en la que se combina proyección y música. A los alcaldes se les propuso, por un lado, la elección de una película para ser visionada al aire libre durante las noches de julio y agosto, y por otro, la realización de un concierto con un repertorio compuesto de melodías cinematográficas. Gracias a esta última opción, además, se daba la oportunidad a agrupaciones de la provincia de presentar su programa musical de bandas sonoras, por lo que finalmente serán 32-20 Blues Duo, Agrupación Musical de Sepúlveda, Duo Arezzo, Alborada Musical en Cantalejo, el Hot Club de San Marcos, la Bandada Mancini y La Familia Monster quienes se encarguen de interpretar para el público los sonidos más conocidos de la pantalla, en un total de quince conciertos en otros tantos municipios.

Según el programa, los primeros en disfrutar de la iniciativa serán los vecinos de Espirdo, quienes el próximo miércoles 5 de julio recibirán a 32-20 Blues Duo a partir de las 20:00 horas, mientras que el cierre llegará a cargo de ‘La Familia Monster’, el 26 de agosto en Navas de Riofrío. Santa María de Nieva, Cozuelos de Fuentidueña, Grajera o Adrados serán otras de las localidades que reciban a estas agrupaciones de película. De forma paralela, diecisiete Ayuntamientos, entre los que se encuentran, por ejemplo, el de Melque de Cercos, Fuentepiñel, Matabuena o Los Ángeles de San Rafael, han solicitado la opción de poder ofrecer a sus vecinos, gracias al trabajo de tres empresas especializadas en cine, la visualización de largometrajes como las divertidas ‘Ocho apellidos catalanes’ y ‘Zipi y Zape y la isla del capitán’, u otras más enternecedoras como ‘El principito’ o la española ‘El Olivo’.

El calendario de proyecciones comenzará mañana 4 de julio en Chatún con la desternillante ‘Dios mío, pero ¿qué te hemos hecho?’ y concluirá en Abades el 27 de agosto con ‘La familia Belier’, comedia dramática francesa que narra la historia de una familia en la que tres de sus miembros son sordos de nacimiento y que, para seguir el guión del proyecto ‘Un verano de cine’, cuenta con una destacada y pegadiza banda sonora.

La Diputación considera que si las bicicletas son para el verano, los cines deberían serlo también, formando así parte de un entorno socializador en el que puedan encontrarse vecinos habituales del municipio y también aquellos accidentales; esos que quizás estén más habituados a disponer de una sala en sus lugares de residencia pero que desconocen el encanto de compartir palomitas bajo la luz de la luna, con la chaqueta sobre los hombros, aguardando sin gana alguna el ‘Fin’.

Comments are now closed for this entry