La Oficina Virtual incrementa la recaudación un 27% en dos años

La Diputación de Segovia proyecta convertir cada ayuntamiento en una oficina de registro

Los administrados, es decir, todos, tenemos cada vez más fácil acceder a nuestros datos, a los recibos de impuestos que tenemos que pagar o, sin más, a las sedes administrativas en busca de información. Podemos hacerlo no ya desde el ordenador de casa, sino incluso a través del teléfono móvil. Y es así en la Diputación, porque la administración electrónica es un hecho en la administración provincial.

El Plan de Modernización emprendido por el área de Administración y Personal de la Diputación de Segovia, que comprende el desarrollo de 67 proyectos en cuatro años, ya tiene conectada a la práctica totalidad de los ayuntamientos.

Para los ciudadanos, como personas físicas, no es obligatoria la gestión electrónica, pero la Diputación ha avanzado de forma considerable para facilitar las cosas a los usuarios, y una de las iniciativas más desarrolladas es la Oficina Virtual Tributaria (OVT), que ya permite a los contribuyentes de toda la provincia consultar sus recibos y, como explica el diputado delegado del área, José Luis Sanz Merino, «que puedan cumplir con sus obligaciones de la mejor manera posible».


Mejoras en el departamento

El diputado avanza que tiene previsto para la atención a los ciudadanos introducir mejoras en el departamento, que ya cuenta con las oficinas del servicio de recaudación en Cuéllar y en Santa María la Real de Nieva, en Sepúlveda (en el edificio de la Casa Cuna que comparte el Ayuntamiento) y con otro local durante el verano en El Espinar, también cedido por el Consistorio, aparte de que personal de la oficina de Sepúlveda se desplaza algunos días a Riaza. Además de otras mejoras de ámbito interno, Sanz comenta que está en marcha el proyecto para «convertir cada ayuntamiento en una oficina de registro para la presentación de documentos por vía telemática o en papel».

Destaca Sanz que con la modernización electrónica de la administración provincial está aumentando de forma considerable la proporción de usuarios que hacen sus consultas sobre los recibos de sus tributos municipales (cuya gestión tiene encomendada la Diputación por los ayuntamientos) a través de la vía telemática. «No disponemos de un porcentaje de 'usabilidad', el término que usan los técnicos, pero sí hemos detectado un aumento importante de la utilización de la Oficina Virtual».

«Sabemos que hemos conseguido transmitir mejora la información tributaria» josé luis sanz merino, diputado provincial

Indica el diputado que este departamento ha recibido desde el 1 de septiembre al 2 de octubre «casi 8.000 accesos únicos», un dato muy significativo si se considera que el número de visitantes únicos a la web de la Diputación hasta el 31 de agosto fue de 11.600. Con esto, explica, «sí sabemos que hemos conseguido transmitir mejor la información tributaria, porque el número de consultas por teléfono, presenciales o a través de correo electrónico, de consultas tradicionales, ha descendido de forma importante».

Al final es lo que se pretendía con la puesta en marcha de esta oficina virtual. «Buscamos el objetivo concreto de la mejora de la gestión con una mejor información a los contribuyentes sin que tengan que moverse de casa para realizar cualquier consulta o cualquier trámite». La OVT, además, «está abierta 24 horas todos los días del año, sigue el eslógan de 'pase sin llamar'».
Abanico de operaciones

El usuario puede acceder a la OVT mediante un sistema de acreditación y verificación de la identidad, el DNI electrónico o la firma electrónica, y así «puede realizar desde casa prácticamente todas las operaciones que se pueden hacer presencialmente, domiciliaciones, consultar cargos, ver el detalle de las parcelas sujetas a IBI o a la contribución rústica, ver los recibos cobrados o los pendientes, modificar sus datos de contribuyente y obtener documentos; es decir, las mismas operaciones que si acude en persona al servicio de recaudación».

No todo el mundo tiene conocimientos tecnológicos, claro. Pero Sanz Merino aclara que desde su departamento «hemos planteado la posibilidad de dar al menos un mínimo de información, sin necesidad de que los usuarios tengan grandes conocimientos tecnológicos», explica Sanz Merino. Así, en los trámites sin certificado puede obtenerse la información básica de un recibo domiciliado en una entidad bancaria con un máximo de cuatro movimientos.

«Han mejorado los ingresos por estos recibos un 11% frente a 2016 en periodo voluntario» josé luis sanz merino

«Esta preocupación viene de la implantación en 2013 del sistema de pago SEPA –en inglés, Single Euro Payments Area, Zona Única de Pagos en Euros–, que limita el número de caracteres que se pueden transmitir en los recibos de domiciliación bancaria, y en la Oficina Virtual Tributaria con el DNI se puede acceder a los datos del recibo, excepto a los datos personales, pero el contribuyente tiene lo esencial en cuatro pasos desde la web de la Diputación», comenta Sanz.

Esta información está disponible, detalla, «para nuestros mejores 'clientes', que son quienes confían en la Diputación y domicilian el pago de sus impuestos». Apunta Sanz que «seguimos creyendo que una mayor información mejora la gestión recaudatoria, y por lo tanto facilita a los ayuntamientos, que son para quienes nosotros trabajamos, los ingresos públicos con los que luego tienen que pagar los servicios municipales».

El sistema está funcionando y un efecto es la disminución progresiva del número de recibos devueltos, para lo que influye, opina el diputado, «que los contribuyentes tienen una mejor información de lo que están pagando». Un segundo efecto en la recaudación, añade, es que esta mejor información (para lo que es «esencial» la campaña de la Oficina Virtual Tributaria, que se pone en marcha en el momento en que se giran los recibos) sirve como «recordatorio para los que no tienen domiciliados los recibos», y ahí están los datos: «Han mejorado los ingresos por estos recibos un 11% respecto a 2016 en periodo voluntario, y si comparamos las cifras de recaudación respecto a 2014 el incremento es mayor todavía, hemos tenido un 27% más en dos años».

La Oficina Virtual Tributaria, por tanto, no sustituye a las oficinas presenciales, pero es ya una herramienta fundamental en la gestión. Y va a mejorar porque, como explica Sanz Merino, desde el punto de vista de la información, los ayuntamientos que lo soliciten tendrán acceso a los datos propios de contribuyentes que gestiona la Diputación, para lo que ya han comenzado en junio la formación adecuada a los secretarios y personal auxiliar para que puedan facilitar la información a sus vecinos.

El objetivo es que todos los contribuyentes tengan la posibilidad de hacer consultas en sus ayuntamientos «al final de esta legislatura». Será el complemento del otro proyecto, el de hacer de cada ayuntamiento una oficina de registro para presentar documentación.


Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar