«Buscamos a quien atropelló a nuestro padre»

Juan, el padre de la familia, se encuentra «muy grave» después de ser embestido por una moto que se dio a la fuga en Guzmán el Bueno hace dos semanas. Se disparan los casos de huidas de conductores tras provocar un siniestro

Esta Nochebuena los Guillén no han estado de celebración. Los miembros de esta familia madrileña se reunieron para apoyarse los unos a los otros y acompañar a su madre, Ana, en uno de los momentos más difíciles de su vida. Y es que, hace dos semanas, Juan Guillén, el cabeza de familia, fue atropellado por una moto que se dio a la fuga en el distrito de Chamberí.

Todo sucedió la mañana del pasado sábado 15, cuando Juan salió a comprar el pan y el periódico, como hacía todos los días. Una moto le arrolló en un paso de peatones regulado por semáforo, situado a la altura del número 123 de la calle de Guzmán el Bueno esquina con Melquíades Álvarez. La moto se dio a la fuga. Desde entonces, el padre de esta familia permanece en la UCI en estado muy grave.

Al lugar de los hechos acudieron los servicios sanitarios del Samur-Protección Civil quienes intubaron a Juan y le trasladaron, con bajo nivel de consciencia, al Hospital Clínico. Los médicos comprobaron que el herido sufría de un traumatismo craneoencefálico severo con «scalp» –levantamiento del cuero cabelludo–, el cuello partido, hemorragias internas, dos vértebras machacadas, una de ellas en la zona lumbar, y una pierna rota.

En el centro hospitalario le realizaron una operación muy complicada en la que le reconstruyeron el cuello, le estabilizaron y le sustituyeron una de las vértebras por otra metálica. Actualmente, Juan está en la Unidad de Cuidados Intensivos. Todavía no se ha despertado y lo peor es que «los médicos no son muy optimistas», dice su familia. Los últimos partes médicos apuntan a que sufre daños cerebrales a consecuencia del accidente. «La situación es muy mala y se complica a medida que pasan los días» confiesa la familia.

Carlos, uno de sus hijos, cuenta que su padre, de 80 años, es una persona «con una vida muy normal», que apenas había tenido nunca problemas de salud y que se caracteriza por tener una gran actividad. Solía ir con su madre a dar paseos por el barrio o por el campo, cerca de su chalet de Sepúlveda. También les ayudaba en el negocio familiar de tintorería que llevó durante toda su vida.

Ahora, tanto su familia como la Policía Municipal, tratan de encontrar al motorista huido. La Unidad de Atestado de Tráfico de la Policía Municipal, que se hizo cargo de la investigación, procedió a consultar las diferentes cámaras de la zona y las de la Dirección General de la Guardia Civil para tratar de localizar a la motocicleta implicada, así como de entrevistar a los testigos.

Este último punto, resalta Carlos, es uno de los principales problemas de la investigación. La Policía, cuando llegó al lugar, encontró muchos curiosos, pero casi ninguna persona que presenciara el suceso. Por ese motivo, los Guillén empapelaron el barrio con unos carteles con sus número de teléfono, los cuales también difundieron por las redes sociales. Entre las pocas averiguaciones, destaca un viandante que informó de las características de la moto, «posiblemente una Honda» o una «Msr», resalta Carlos. Esta descripción coincide con la de otro testigo que además añadió que en el vehículo iban dos personas, posiblemente jóvenes. Asimismo, algunas de las cámaras consultadas por la Policía, como las de una arquería situada en frente, si consiguieron identificar la supuesta moto pero no el número de matrícula, clave para hallar a los autores.

Carlos destacó que «cada día que pasa es más complicado pillar al que lo hizo» y que la investigación «se está retrasando» pero «no pararemos hasta averiguar quien atropelló a nuestro padre». Mientras, confían en que aparezca un testigo que arroje luz o que la Policía identifique al autor/es del atropello. La familia ha difundido un teléfono de contacto: 629737681, por si alguien tiene alguna información o conoce cualquier detalle que pueda ayudar a hacer justicia.


Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar