Valeria Quer declara en el Juzgado de Sepúlveda como presunta víctima de una violación

El hermetismo y el apoyo presencial de los familiares han presidido la toma de declaración a la hermana de Diana Quer

Discreción absoluta. Máximas reservas y mutismo. Un escenario hermético para evitar la fuga de filtraciones de información. En este ambiente gélido en su contexto y en los meteorológico se ha desarrollado la declaración de Valeria Quer, este martes por la mañana, en el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción de Sepúlveda. La juez había consultado con el Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León las opciones para no levantar el más mínimo revuelo debido a la sensibilidad de las circunstancias que se investigan y de la identidad de la denunciante. La magistrada no quiere un circo mediático.

Valeria es la hermana pequeña de Diana Quer, la joven que desapareció sin dejar rastro el 22 de agosto de 2016 en la localidad coruñesa de Puebla do Caramiñal y por cuyo asesinato será juzgado José Enrique Abuín, alias El Chicle. Al final la juez ha decidido restringir la información sobre el proceso y envolverlo de la máxima discreción posible.

La denunciante estaba citada a las once de la mañana en el Juzgado de Sepúlveda para prestar declaración dentro de la fase de instrucción abierta a raíz de la denuncia que interpuso por una supuesta violación presuntamente cometida por un amigo con el que viajaba.

Fuentes cercanas a la investigación, indican que Valeria Quer ha abandonado muy afectada de las instalaciones judiciales poco después de las doce del mediodía. En todo momento ha estado acompañada de familiares que le han estado arropando y apoyando desde su llegada a Sepúlveda. Fuentes judiciales insisten en que la declaración de este lunes forma parte de la fase de instrucción que se lleva a cabo, necesaria antes de que la titular del Juzgado de Sepúlveda determine si hay indicios de delito para instar la apertura del procedimiento abreviado o, por el contrario, archivar el caso.
Testimonio de una amiga

Tal y como desveló El Norte de Castilla el pasado 5 de diciembre, la supuesta agresión sexual se produjo en el transcurso de un viaje que realizaba Valeria Quer con un amigo. En un momento el trayecto, el chico paró el coche en un paraje cercano a Sepúlveda, donde supuestamente violó a la joven, que en este momento era además menor de edad. El hecho de que el presunto delito se produjera en este lugar ha condicionado que las declaraciones se lleven a cabo en el pequeño Juzgado de Primera Instrucción e Instancia de Sepúlveda.

Fuentes judiciales confirman que también se había notificado a una amiga de Valeria Quer su presencia en la mañana de este martes en el Juzgado único de Sepúlveda para prestar declaración.


Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar