Falleció José Luis Marugán ‘Cuchareta’, un polifacético con alma de torero

José Luis Marugán creó una escuela taurina en el complejo urbanístico 'Los Cortos' de Duruelo

La madrugada del lunes pasado el personaje dejó este mundo, pero no así su recuerdo grato y para muchos entre los que me incluyo, dolor y pena por la muerte de un amigo. Fue José Luis Marugán ‘Cuchareta’ un hombre dado a la aventura, tanto empresarial como artística, pues a sus dedicaciones en el sector de la hostelería y la construcción, dedicó tiempo e ilusión a torear cuando el cuerpo se lo pedía en festivales y algunas novilladas, y, sobre todo a crear una escuela taurina en el complejo urbanístico ‘Los Cortos’, en Duruelo. La parcela adquirida tomó cuerpo y sentido y funcionó durante muchos años acogiendo chavales con espíritu torero y ansias vitales por serlo de verdad.

Compaginando sus actividades empresariales, daba lugar y tiempo a la escuela con clases los fines de semana a cargo de toreros de reconocida solvencia: Faustino Inchauste ‘Tinín’, Andrés Vázquez, Ortega Cano y el propio ‘Cuchareta’. Se organizaban tentaderos en ganaderías del entorno como las de María Antonia de la Serna, Trifino Vegas y otros y en la plaza de tientas no faltaba de vez en cuando una o dos vaquillas. Allí se hicieron alumnos aventajados hasta su debut con picadores Óscar González, Emilio de Frutos, Rafael Ayuso, Alberto Román, Miguel Ángel Fernández y muchos otros.

Y compaginando su afición y amor por la fiesta de toros y por la amistad, brindó homenajes con tentadero y almuerzo a personajes tales como Lope Tablada, Pablo Pastor, Santiago de Santiago, Alfredo Amestoy, ‘Juanito el de la Taurina’, Juan Luis Galiardo, Máximo Valverde, Leandro de Borbón y Borbón, etc.

Su vinculación segoviana parte por el paisanaje de su madre, de Sepúlveda, y por el hecho de que su padre, guardia civil, fuera destinado a La Granja de San Ildefonso. ‘Cuchareta’ nació en la localidad castellonense de Alquerías del Niño Perdido, pueblo también de Manolo Molés. Y vinculación con Nava de la Asunción con algunos familiares y tras estos lugares residenciales, complejo ‘Los Cortos’ y su cortijo con plaza de tientas, vivienda, piscina y zona ajardinada con enebros y bonita vegetación.

Era contertulio de la Tertulia Taurina de Segovia y de hecho ha fallecido pocos días antes de la celebración de la 303, durante cuyo desarrollo se le brindó una ovación de signo torero con profundo sentimiento. Pilar, Olga, José Luis… Nuestro más sentido pésame con el recuerdo imborrable para vuestro deudo.


Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar