Varios voluntarios visitan a ancianos y entregan comida

Protección Civil incrementa estos días sus actuaciones en favor de personas mayores confinadas

La labor de varios voluntarios en la provincia está siendo crucial para muchos habitantes que se encuentran aislados en estos días de confinamiento. Si la soledad ya es un problema en muchos de los pueblos de la provincia, el miedo al contacto con los demás y las órdenes de recluirse en casa, contribuyen más a acrecentar los problemas de muchos habitantes del medio rural.

En esta labor están trabajando varios voluntarios de diversas agrupaciones de Protección Civil, que se han puesto a disposición de muchos ayuntamientos o de ONGs como Cruz Roja.

En el municipio de Sepúlveda, por ejemplo, han sido visitados los domicilios de varias personas de núcleos como Consuegra de Murera, Villar de Sobrepeña, Villaseca, Aldehuelas de Sepúlveda, Hinojosas del Cerro, Castrillo de Sepúlveda, Duratón, Vellosillo o Perorrubio con un voluntario. Se trata de personas jubiladas a quienes no les resulta fácil acceder a tiendas de alimentación o medicinas.

En otros puntos de la provincia, como el Real Sitio de San Ildefonso, también se han atendido varios días algunas demandas a domicilio, como para la adquisición de recetas médicas, la compra de alimentos o tirar la basura. En esta labor ha trabajado la Agrupación de Protección Civil de La Granja, que cada tarde, con la Guardia Civil, reciben los aplausos de los vecinos.

En Cantalejo también la agrupación de Protección Civil, con Cruz Roja, ha entregado comida desde los supermercados a personas de riesgo para evitar la salida de sus domicilios.

Ayuntamientos como el de Carbonero el Mayor ha habilitado un teléfono móvil (690035801) para que sus vecinos puedan pedir ayuda ante alguna urgencia. Algo similar hace el de Valverde del Majano, que contacta cada dos días con los ancianos que viven solos. En Hontalbilla varios voluntarios van a desinfectar hoy con sus tractores las calles.