'Segovia podría ser la zona cero de la repoblación'

En plena segunda ola de la pandemia de la Cóvid-19 se confirma la tendencia de aumento de población en muchos pueblos de Segovia. En esta moda de éxodo urbano, los más beneficiados son 'casi despoblados' como Vellosillo.

En plena segunda ola de la pandemia de la Cóvid-19 se confirma la tendencia de aumento de población en muchos pueblos de Segovia. En esta moda de éxodo urbano, los más beneficiados pueden ser los ‘casi despoblados’ como Vellosillo. Este núcleo dependiente de Sepúlveda ha pasado de dos vecinos a 40 a día de hoy.

Jorge Juan García, junto con su mujer Ruth han sido los únicos testigos que han vivido este importante aumento de población. Relatan que desde que en la primera ola dieron la bienvenida a 21 vecinos nuevos y en lo que llevamos de segunda ola ya han alcanzado los 40 vecinos. Unas cifras que permiten hablar de un resquicio de optimismo para ‘despoblados’ como hasta ahora era este núcleo, que esperan que los vecinos que llevan desde marzo en Vellosillo decidan empadronarse y quedarse tras la crisis sanitaria.

García recordaba el plan ‘Vellosillo Dreams’, que junto a su mujer impulsaba en 2018 para ganar vecinos y que proponía viviendas sostenibles, garantías para el teletrabajo desde un entorno privilegiado por la tranquilidad y la naturaleza que lo rodea. ‘Nos estrellamos en nuestro plan por la burocracia’, pero sin embargo ahora, añadía, ‘tenemos la mejor oportunidad y quizás sea la última para repoblar eso que se llama la España vacia’. En este sentido añadía la mayoría de los pueblos segovianos han duplicado la cifra de vecinos desde el comienzo de esta crisis sanitaria, y esto forma parte de una tendencia mundial de éxodo hacía las zonas rurales.

En esta línea, agregaba, ‘Segovia podría posicionarse como la zona cero de la repoblación de nuestro país’. Para ello, este asesor financiero propone a las administraciones que espabilen y tengan en cuenta que para poder lograr que los que vienen se queden se precisarían tres cosas ‘sencillas’. La primera de ellas que se permitir construcciones sostenibles para primera vivienda en suelo rústico, porque en muchos de los municipios ‘como Vellosillo’ no hay casas para vender o alquilar. La segunda medida mejoras en la burocracia para ganar agilidad, incluso habla de aplicar algo similar al ‘sandbox’ financiero a la gestión de estos trámite y la tercera: una administración que planifique correctamente las inversiones y garantice la universalización del ancho de banda.