El perro Azor descubre a un conductor con 250 gramos de droga escondida en botes de cristal

Con motivo del periodo estival y el aumento de las fiestas patronales en numerosas localidades de la provincia, la Guardia Civil intensifica los servicios y actuaciones encaminados a prevenir el menudeo de la venta de sustancias estupefacientes en la provincia de Segovia.

Durante la realización de un dispositivo operativo en la vía pública, en la A-1 el día 6 de septiembre, en el que participaban guardias civiles de la Compañía con base en Sepúlveda, y apoyados por el Servicio Cinológico se procedió a la identificación del conductor de un vehículo.

En el momento de la identificación superficial el can Azor del servicio Cinológico indicó diversos puntos del vehículo donde podrían estar ocultas sustancias estupefacientes. Por los guardias civiles actuantes se comprobaron dichos lugares y se localizaron diferentes sustancias. Éstas se encontraban depositadas en interior de botes de cristal, envueltas en gran cantidad de plástico o en bolsas, con el fin de intentar que dichas sustancias no fueran detectadas por el olor que las caracteriza.

Fueron intervenidos un total de 158 gramos de marihuana y 87 de hachís, siendo significativo que parte de la marihuana aprehendida se encontraba repartida en pequeñas bolsas de plástico con cierre, lo que facilitaba su distribución y venta.

Ante estos hechos se procedió a la detención de esta persona como supuesto autor de un delito contra la salud pública en su modalidad de tráfico de drogas. El detenido es un hombre de 29 años de nacionalidad española, siendo puesta a disposición de la Autoridad Judicial competente

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar