El director del CEO de Sepúlveda, dispuesto a replantearse su dimisión

El director del CEO ‘Virgen de la Peña’, Patricio Pérez, se mostró ayer dispuesto a replantearse su dimisión en vista del apoyo popular recibido en una campaña lanzada en Internet —en concreto en change.org— donde se le pedía que reconsiderara su postura.

Ayer, el director del centro educativo sepulvedano, reconoció, en primer lugar, su “sorpresa” por la mencionada campaña, de la que él dijo estar “totalmente al margen”, desvelando que él presentó su dimisión a los responsables de Educación en Segovia “hace ya dos meses”, si bien la noticia no había trascendido a los medios de comunicación hasta ahora.

Pérez, que no quiso entrar a detallar las diferencias que mantiene con Educación, sí quiso recalcar que él se siente “a gusto” trabajando en el CEO Virgen de la Peña, donde lleva ejerciendo como director ocho años, un periodo en el que el número de alumnos se ha duplicado, pasando de los 105 iniciales a los 210, a pesar de que la población de Sepúlveda ha ido cayendo de forma paulatina a lo largo de este periodo.
“Jamás pensé que esto iba a ir por estos derroteros, pero lo cierto es que te sientes orgulloso de que la gente se movilice para que te quedes en el puesto (…) y como yo me debo a los alumnos y a sus padres, reconsideraré mi postura”, declaró Pérez. En principio, la dimisión debía hacerse efectiva a partir del próximo curso.

Con medio millar de firmas recogidas en change.org, la campaña continúa sumando apoyos. El PP de Sepúlveda, en su perfil de Facebook, colgó un post en que defendía que “si un padre, en nombre de otros muchos, comienza una recogida de firmas en apoyo al actual director del CEO de Sepúlveda, esto solo puede significar que este directivo está haciendo un gran trabajo con nuestro futuro, con nuestros hijos”. “Por eso —proseguía el mensaje— nos sumamos a esta iniciativa y compartimos las inquietudes de nuestros vecinos”. “¡No podemos dejar que se vaya!. Las personas que se toman su puesto de trabajo en serio deben seguir desempeñándolo. ¡Por una educación pública de calidad!”, acababa el texto del PP.

Como se recordará, la dimisión de Pérez se produjo a consecuencia de que en julio de 2017 el director del CEO “puso en marcha una serie de reclamaciones sobre fallos en el funcionamiento del sistema educativo de otros centros”. De acuerdo a este relato, lo que llevó a Pérez a dimitir fue que “la propia inspección educativa pasa por el alto (dichos fallos)”. “Pérez —concluía el impulsor de la campaña— no ve a las autoridades de Educación con la suficiente legitimidad como para exigirle a él el cumplimiento de sus funciones cuando en otros centros no se llevan a cabo con el debido celo”.

Guillermo Herrero

Comments are now closed for this entry