Emiliano Barral, el animador de la piedra

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

La buena acogida por parte del público pone de manifiesto el interés generado por la figura del escultor Emiliano Barral, nacido en Sepúlveda en 1896.

‘El animador de la piedra' es fruto de la colaboración interinstitucional de la Junta de Castilla y León y la Diputación Provincial de Segovia y ambas instituciones aportan piezas a la exposición. Junto a estas obras, la muestra exhibe piezas escultóricas y documentación procedente de diferentes instituciones y colecciones, la Real Academia de Historia y Arte de San Quirce, la Biblioteca Pública de Segovia (Junta de Castilla y León), la Fundación Caja Segovia, el Archivo de la familia Barral (colección Emma Barral Peralta), la Colección Mercedes Merino de Cáceres, la Colección de los herederos de Antonio González de la Torre, y la Colección Familia Martín Díez.

Un recorrido artístico desde Sepúlveda a Madrid

La obra de Emiliano Barral (Sepúlveda, 1896-Madrid, 1936) en el ámbito segoviano se presenta al visitante en un recorrido expositivo a través de cuatro etapas bien diferenciadas: ‘Los Barral en la rosada Sepúlveda', centrada en la biografía familiar; ‘De cantero a escultor autodidacta', que explica su formación y sus primeras obras; ‘San Gregorio, un taller del Renacimiento', sobre su participación en la vida cultural de la ciudad; y ‘La vuelta a Madrid, sin retorno', que habla al espectador de la ruptura con Segovia, lo que había hecho en la ciudad y la proyección de su obra hacia la vanguardia.

En total, una selección de 26 piezas que permiten conocer la evolución del famoso escultor y su trayectoria vital y artística, desde su nacimiento en el seno de una saga de canteros sepulvedanos hasta su partida definitiva a Madrid. Los comisarios de la muestra son Susana Vilches, de la Diputación de Segovia, Santiago Martínez, del Museo de Segovia, y Juan Manuel Santamaría.

 

Comments are now closed for this entry