La Junta inicia la licitación para la conservación de carreteras en Segovia

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

La Consejería de Fomento y Medio Ambiente de Castilla y León ha abierto la licitación del contrato plurianual para la ejecución de diversas operaciones de conservación en las carreteras y tramos de la red autonómica en cinco provincias, entre ellas Segovia, con un presupuesto en este último caso que supera los 9,68 millones de euros hasta el ejercicio 2022.

Las intervenciones irán dirigidas a mejorar la vialidad y seguridad de carreteras, su funcionalidad y a atender emergencias o urgencias. Se trata de dotar de un nivel de conservación de la red suficiente para satisfacer la demanda de los usuarios, evitar una descapitalización de la infraestructura por deficiente conservación y garantizar la vialidad en todas las épocas del año.

Los servicios que se realizarán se engloban en tres grandes grupos: en primer lugar, los necesarios para conseguir una conservación, explotación y un estado de los elementos que forman parte de la carretera que aseguren las condiciones de vialidad y seguridad de acuerdo con las características de los tramos objetos de contrato.

Este primer grupo de trabajos también incluye la realización de los estudios, gestión, inspección y seguimiento, así como servicios de vigilancia y de comunicaciones, atención a accidentes e incidencias, señalización ocasional y mantenimiento de los elementos de la carretera en condiciones que no puedan causar problemas a las condiciones adecuadas de circulación.

Asimismo, están recogidos los servicios de vialidad invernal, el establecimiento de inventarios y reconocimientos de estado de la red y estudios de accidentalidad y seguridad vial, así como el seguimiento y archivo informático del estado y funcionamiento de la carretera y la programación, coordinación, seguimiento e información de la ejecución de los trabajos.

En segundo lugar, comprende las intervenciones necesarias para mantenimiento y conservación de los elementos constitutivos de la carretera, con el fin de garantizar la funcionalidad para cada uno de ellos, con atención a la clasificación de cada tramo de carretera, el estado del elemento en cuestión, prioridades y recursos disponibles.

Un tercer y último grupo de trabajos responde a las operaciones para atender emergencias o urgencias y los posibles excesos aprobados por el director del contrato.

Ofertas hasta febrero

El Consejo de Gobierno de la Junta de Castilla y León aprobó este contrato conjunto y plurianual el 30 de noviembre, por un importe para las cinco provincias que se acerca a los 50 millones de euros y el anuncio de licitación se publicó en el perfil del contratante el pasado día 21, tras recogerse en el Diario Oficial de la Unión Europea en esa misma fecha. Las empresas interesadas podrán presentar sus ofertas hasta las dos de la tarde del próximo 1 de febrero.

La red de carreteras que comprende el contrato en la provincia de Segovia suma algo más de 718 kilómetros, entre la red básica, la complementaria preferente y la complementaria local. Los tramos de mayor longitud son el de la CL-603, entre el cruce con la N-I (Aranda de Duero) a la CL-601, de 71,3 kilómetros (en la red básica); el de la carretera SG-205, de la NI (Cerezo de Abajo) a la CL-63 (Cuéllar), en la red complementaria preferente, con 64,84 kilómetros, y en la SG-241, de la SG-232 (Sepúlveda) al límite con la provincia de Valladolid por Sacramenia, con 40,3 kilómetros. En total son casi medio centenar de carreteras o tramos: siete de la red básica, once de la complementaria preferente y veintiuna de la complementaria local.

El contratista estará obligado, entre otras cuestiones, a subcontratar a una plantilla formada por 18 personas.

Viabilidad invernal

El próximo contrato para la conservación de carreteras y tramos de titularidad autonómica en la provincia tiene un presupuesto específico de 1.288.000 euros para esos 5 años, de 2018 a 2022, durante la campaña invernal (viabilidad invernal).

Estos trabajos tienen por finalidad mantener dentro de unos parámetros adecuados las carreteras, con especial atención a los puertos de montaña y determinados tramos.

Se trata, de los accesos al puerto de Navacerrada en la carretera CL-601, el paraje de Tejadilla en la CL-605, el páramo entre Cantalejo y Aranda, en la CL-603; la carretera SG-911, de la N-1 a Riaza (N-110); la SG-232, de Sepúlveda a la SG-205; la SG-232, de la N-I a Sepúlveda y la SG-234, de la N-I al Olmo. En todas ellas la Junta ha establecido el nivel de servicio 1, de máxima prioridad, lo que significa que cada uno de estos tramos no puede estar cerrado más de tres horas, una vez finalizada la nevada.

En otros cinco tramos se ha establecido el nivel 2 de prioridad y son la SG-112, de Riaza a Riofrío de Riaza; la SG-241 (Serrezuela, Sepúlveda a Sacramenia); la SG-145, de Ayllón a Grado del Pico; la SG-114, de la SG-112 a La Pinilla, y la SG-115, de Cerezo de Arriba a La Pinilla.

El tramo de la N-110 a la Estación de Ferrocarril de Segovia se ha fijado con nivel 3 (prioridad relativa) y el de la SG-112, de Riofrío de Riaza al límite con la provincia de Guadalajara, como nivel 4 (poca prioridad).

El primer año la Junta ha presupuestado únicamente 107.335 euros, la mitad de la cantidad del año siguiente, 2019, ya que la campaña de viabilidad invernal comienza el 1 de noviembre y finaliza el 30 de abril.

El horario va de las 6 a las 22 horas, con la excepción de Navacerrada, donde para actuar de forma inmediata, y en función de las previsiones meteorológicas, fuera de ese horario habrá dos quitanieves en lo alto del puerto.

Otros recursos son 15 camiones 4×4, 15 esparcidores de sal, 15 cuñas quitanieves, 15 equipos GPS quitanieves, una quitanieves dinámica y fungibles.

Comments are now closed for this entry