El ‘Programa Víctor Barrio’ de promoción y enseñanza de la tauromaquia comienza la temporada en Baeza

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

Por segundo año consecutivo, las actividades del ‘Programa Víctor Barrio’ para la promoción y enseñanza de la tauromaquia, especialmente entre los más pequeños, vuelven con más fuerza y entusiasmo, si caben. El destino elegido para empezar la temporada 2018 es Baeza, en la provincia de Jaén.

El sábado 5 de mayo, a las 11:00 horas, todos los niños, hasta 14 años, tienen una cita en la plaza de toros de la localidad jienense para disfrutar, totalmente gratis, de talleres con los que aprenderán qué es ser torero y qué le lleva al torero a amar al toro bravo y a dar su vida por el arte de la tauromaquia.

Todos los niños que participen en estas actividades recibirán un diploma que certifica su participación en el ‘Curso de aficionados prácticos infantil Víctor Barrio’. Además, entre los participantes de entre 8 y 14 años se sortearán entradas para presenciar el festejo de esa tarde, la II Corrida del Renacimiento, en la que están anunciados el rejoneador Leonardo Hernández y los matadores de toros José María Manzanares, Alejandro Talavante y Cayetano con toros de la ganadería de Núñez del Cuvillo.

Por la tarde, cuando la plaza de toros abra sus puertas, el ‘Programa Víctor Barrio’ repartirá entre los niños de entre 3 y 8 años que acudan al festejo una carpeta con dibujos y actividades infantiles acompañada de pinturas. En la última página los niños pueden escribir qué les ha parecido la tarde o ilustrarlo con un dibujo y, si lo envían al Programa, recibirán una sorpresa.

Los niños que hayan ganado las entradas en el sorteo de por la mañana presenciarán el festejo en el ‘Mini Palco Víctor Barrio’ acompañados por profesionales y aficionados taurinos que les irán explicando lo que ocurre en el ruedo.

Las cifras del ‘Programa Víctor Barrio’ durante 2017

Durante 2017, el ‘Programa Víctor Barrio’ se desarrolló en fase experimental, ya que nunca se había hecho nada igual ni parecido. Era la primera vez que se hacían actividades de contenido taurino teniendo como epicentro de las mismas al niño: todo tenía que estar diseñado en función de sus necesidades, por lo que se tomó la decisión de crear tres horquillas de edades (hasta 6 años, de 7 a 9 años y más de 10 años) para preparar actividades con diferente dificultad de desarrollo. Una auténtica revolución taurina-pedagógica sostenida en el pilar fundamental de mantener viva la memoria de Víctor Barrio y preservar su esencia y su mensaje.

Las actividades del ‘Programa Víctor Barrio’ contaron el año pasado con una participación activa de más de 1.000 niños, con una media aproximada de 100 niños por jornada y destino. Pero este dato va más allá: si participaron más de 1.000 niños, a una media de dos adultos-acompañantes por niño, serían unos 2.000 adultos participando en una actividad taurina, implicando a miembros de su familia. Por lo tanto, esta forma de difundir y enseñar la tauromaquia ha tenido un alcance de 3.000 personas.

El ‘Programa VB’ también es un ejemplo de igualdad porque, aunque parezca que el mundo del toro es solo del sexo masculino, un tercio de los participantes en los talleres ha sido femenino. El objetivo del equipo del Programa es seguir trabajando e ideando actividades atractivas para todo el colectivo, ya que se busca fomentar la integración a todos los niveles, incluidos los niños con necesidades educativas especiales.

Los participantes en las doce jornadas que se desarrollaron durante 2017 elaboraron un total de 400 caretas, 450 pares de banderillas o, lo que es lo mismo, 900 banderillas y 500 muletas. Lo más positivo es que se pueden llevar sus creaciones a casa y seguir disfrutando de ellas. De esta forma, cada vez que lo vean recordarán la jornada en la que participaron y compartirán su experiencia con sus amigos o con los compañeros de clase.

En su objetivo de promoción y enseñanza de la tauromaquia, el ‘Programa Víctor Barrio’ también ha repartido cientos de actividades y pinturas en los aledaños de las plazas. Todo esto aderezado con la filosofía Víctor Barrio, cuyo objetivo principal es enseñar la tauromaquia a los más pequeños.

El Programa llega aún más allá en su ejecución: los niños conocen, saben y tienen interés por seguir aprendiendo sobre este espectáculo y esta profesión gracias a las 250 entradas que se han sorteado para disfrutar del ‘Mini Palco Víctor Barrio’.

Objetivos del ‘Programa Víctor Barrio’

El ‘Programa Víctor Barrio’, bajo el lema “La tauromaquia, más que defenderla, hay que enseñarla”, tiene como objetivo principal fomentar la tauromaquia entre los más jóvenes. Para ello, los niños desarrollan sus habilidades físicas, lingüísticas, artísticas y emocionales y así conocen el mundo de los toros a través de actividades y talleres de índole taurina.

En esta ocasión, el ‘Programa Víctor Barrio’ cuenta para desarrollar las actividades con la colaboración del Ayuntamiento de Baeza, las empresas Retma Taurino y MT Impresores, la asociación Alimón-Juventud Taurina de Jaén y muchas personas anónimas que, altruistamente, donan su tiempo y esfuerzo para que este proyecto sea posible. Todas las actividades son completamente gratis para los participantes, ya que el Programa se financia con las donaciones de profesionales, empresas y particulares que apoyan la iniciativa.

Comments are now closed for this entry