Mil años de historia unen los enclaves más importantes en la rutal del Emperador Carlos V

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

Entre la historia y la leyenda, las Asociaciones Culturales y Corporaciones Municipales de los enclaves ribereños quieren poner de manifiesto una vez más la importancia de todos los acontecimientos acaecidos a través de los siglos y haciendo una especial mención a la llegada al trono de España de Carlos V, lo que significó no solo un cambio dinástico para Castilla sino el inicio de una nueva etapa de su historia.

Entre Valladolid, Segovia, y Burgos, en su tránsito hacia los territorios de la Corona de Aragón, quedó trazada la ruta que Carlos había de salvar para cumplir con el legado de sus augustos abuelos, no sin olvidar las dificultades y conflictos que había de atravesar hasta poner de manifiesto la eficacia de la política del poder monárquico considerado como un símbolo de la comunidad.

Como testigos de tales acontecimientos y el rio Duero como frontera a la vez que camino, compartimos la figura del Emperador que recorrió desde Valladolid hacia las cortes de Aragón lo que hemos considerado la “Ruta de la Coronación”. Durante su travesía estuvo acompañado por el marino y navegante portugués Fernando de Magallanes, autor de la proeza más grande de la historia del mundo financiada, además, por la corona de España: dar la vuelta al mundo hasta entonces desconocido. A este efecto han unido sus esfuerzos las localidades más representativas de la ruta, a través de sus Ayuntamientos y Asociaciones Culturales dedicadas a poner en valor tales acontecimientos históricos.

San Martín de Rubiales era la cabecera del alfoz más occidental de la Castilla Condal en los Siglos IX y X y su entrada en la historia se produce a través de las crónicas musulmanes que narran la campaña de la omnipotencia de Abderraman III en 939 y el ataque de Ab-Al-Malik en el año 1007.

En conmemoración del mileno de estos acontecimientos, en 2007 se ha estado desarrollando el proyecto “San Martín de Rubiales, 1000 años de historia compartida”, sobre personajes y acontecimientos relacionados con la localidad. La fortaleza de San Martín de Rubiales defendía el vado estratégico en el cruce de las cañadas con el camino vacceo de la derecha del Duero, camino por el que precisamente se dirigió Fernán González a la conquista de Sepúlveda en el año 940.

Oriundo del Campo de Lara de los Infantes en Burgos, Fernán González fue el primer Conde de Castilla, estableciendo un poderoso linaje que alcanzará gran influencia en el reino leonés. Dicho esto, en el año 940 conquistó Sepúlveda y la repobló otorgando a la población un instrumento jurídico necesario para regular la vida de los habitantes y los repobladores llevados a esta zona extremadamente peligrosa por su situación fronteriza con las tierras musulmanas. La eficacia del Fuero de Sepúlveda, como primer germen del Derecho Local, quedó notablemente demostrada al regular las poblaciones fronterizas y fortificadas como Siguenza, Albarracín y Morella hasta la promulgación de los correspondientes fueros locales. Es notable hacer constar que la eficacia de los pronunciamientos del Fuero ha sido demostrada a través de los siglos, manteniéndose en vigor ciertos mandatos en lo que se refiere a los cultivos y trabajos de las tierras para su mantenimiento.

La repoblación llevada a cabo por Fernán González en el año 940 representó un audaz avance hacia el Sur, más allá del Duero. En la batalla de San Esteban de Gormaz, dentro del territorio de la provincia de Soria, consta la leyenda de que Fernán Antolínez fue sustituido por un ángel que luchó al lado de los castellanos hasta conseguir la victoria. En agradecimiento, el Conde fundó el Monasterio de San Pedro de Arlanza en Covarrubias donde está enterrado el propio Fernán González. La primera mención de este episodio en la historiografía española data del siglo XIII, siendo relatado en la Estoria General de España de Alfonso X. Y volviendo a la leyenda, se cuenta que los huesos del Conde se agitaban en su tumba cuando el futuro de Castilla estaba en peligro.

Una vez más y de acuerdo con la Villa de Sepúlveda, incidimos en que es de justicia demostrar que aquella primera vuelta al mundo fue un “afán de toda la Corona de Castilla”. Sepúlveda ya forma parte de la RED DE COOPERACIÓN DE LAS RUTAS EUROPEAS DEL EMPERADOR CARLOS V al darse la circunstancia de que su esposa Isabel de Portugal, como Reina de España conlleva el título de Señora de Sepúlveda por herencia de la abuela del Emperador, Isabel la Católica. San Martín de Rubiales, por su parte, ha llevado a cabo dos representaciones en las que se ha recreado el paso de Carlos I atestiguando que lo firmado en San Martín de Rubiales se revive con el momento en que “los árboles de la meseta se volvieron mástiles de barcos”.

El alcalde de Sepúlveda D. Ramón López Blázquez y la corporación municipal han participado en algunas actividades estrechando lazos con la Ribera del Duero donde, como no podía ser de otra manera, se reconoce a Sepúlveda como la patria jurídica de esta comarca. Acudió a la invitación del Ayuntamiento de Roa sobre la firma en 1295 de las normas de la vendimia por Dª Violante, viuda de Alfonso X el Sabio, redactadas sobre la base del Fuero de Sepúlveda. Entregó el “Premio Renacimiento de la Ribera del Duero” en Valcavado de Roa y participó en San Martín de Rubiales en el homenaje de las provincias a la figura del Conde Fernán González.

Por su parte el Ayuntamiento de Sepúlveda acogió una exposición de pintura de la burgalesa Concha Diez Valcabado y en colaboración con la Asociación Cultural Socastillo de San Martín de Rubiales y la de Amigos de la Villa y Tierra de Sepúlveda, se celebró una Mesa Redonda en el salón de Plenos del Ayuntamiento conmemorando el 875 aniversario de la extensión del Fuero de Sepúlveda a las 42 Comunidades de Villa y Tierra en 1143.

El conjunto de todos estos actos y celebraciones se consideran como base positiva para las nuevas proyectos y campañas culturales en un futuro próximo, con intercambios que potencien el rico patrimonio, no solo de Sepúlveda, sino de todas las tierras que conformaron la ruta del Emperador.

Asociación Cultural Amigos de la Villa y Tierra de Sepúlveda

Comments are now closed for this entry