Seis pueblos pierden grupos escolares y otros tres ganan unidades

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
Sandra García Pecharromán y Cristina Olmos Adeva, representantes de STE Segovia y Anpe.

Los sindicatos ANPE y STE Segovia aseguran que su negociación en la mesa de Educación ha contribuido a mejorar la plantilla del próximo curso

Seis centros escolares de la provincia perderán grupos de alumnos el próximo curso y otros tres los ganarán. Habrá también una merma de tres puestos docentes en Infantil y Primaria, mientras que en Secundaria se producirá un incremento de seis plazas y la transformación de una de maestro en profesor de instituto.

Los sindicatos ANPE y STE Segovia se atribuyen el saldo positivo que arroja la revisión de la plantilla jurídica, ya que entienden que con su participación en la mesa sectorial de Educación han frenado la reducción de puestos inicialmente contemplada por la Administración.

La mesa sectorial de educación está formada por cinco sindicatos, —CCOO, CSIF, UGT, ANPE y STE— si bien las acciones reivindicativas en marcha para reclamar medidas como la jornada laboral de 35 horas de los funcionarios públicos, han hecho solo acudieran a la negociación de las plantillas de los centros, dos .

Las representantes de ANPE y de STE, Cristina Olmos Adeva, y Sandra García Pecharromán, respectivamente, han explicado que al ser “únicamente sindicatos de docentes” y haciendo un “ejercicio de responsabilidad” han decidido entrar a negociar la plantilla jurídica de los centros de Segovia. “Consideramos que es la única oportunidad que tenemos de plantear directamente a las personas en quien delega la Dirección General de Recursos Humanos los problemas e inquietudes de los centros de esta provincia, ya que se hace un estudio muy exhaustivo de los mismos”, ha declarado Cristina Olmos. Por su parte, Sandra García asegura que si bien el resultado de la negociación “da estabilidad a los compañeros” hay que “seguir luchando” por mejoras en la relación de puestos de educación especial, la creación de plazas de Profesores Técnicos de Servicios a la Comunidad, y la revisión jurídica de la figura del Orientador Educativo, en los tres CEOS de la provincia.

Finalmente se han suprimido unidades escolares y puestos de maestros en Aguilafuente, Palazuelos de Eresma, Prádena, Riaza, San Rafael y Turégano, además, de otro puesto en Olombrada. Y se han creado en La Lastrilla, Sepúlveda y Torrecaballeros.

“Lo cierto es que la realidad se impone, la despoblación en el medio rural y la política de conciertos educativos que mantiene la Junta en los centros de la capital, dejan muchas aulas de la escuela pública con muy pocos alumnos. Algo que, según como se mire, implica una atención más personal y cercana”, dicen las representantes de ANPE y STE analizando los movimientos en Educación Infantil y Primaria. Asegura que las supresiones que se hacen oficiales para el próximo curso afectan a “unidades que no estaban en funcionamiento desde hace años y, los puestos, no estaban ocupados por maestros definitivos, es decir estaban vacantes”.
En Secundaria y FP se ha eliminado el puesto de apoyo al área práctica en Cantalejo y el de profesor de Moldes y Reproducciones en la Escuela de Arte y Superior de Diseño; y se ha transformado uno de maestro en otro de profesor de Secundaria en Nava de la Asunción.

Las plazas que se suman corresponden a las siguientes asignaturas, localidades y centros: Matemáticas en Cantalejo; Cultura Clásica en los institutos Duque de Alburquerque y La Albuera; Física y Química en el IES Ezequiel González; Sistemas Informáticos en el IES María Moliner; Estética en el CIFP Felipe VI; Procesos de Gestión Administrativa en el CEPA Antonio Machado; y Percusión en el Conservatorio de Música.

CSIF, CCOO y UGT plantan cara a una Junta que “no cumple lo que firma”

Los sindicatos CSIF, CC.OO. y UGT inician 2020 retomando la exigencia a la Junta de Castilla y León para que cumpla los compromisos pendientes con sus empleados públicos, como son la recuperación de la jornada de 35 horas y el pago de los fondos adicionales de 2018 y 2019.

Los representantes sindicales dicen haber agotado la paciencia y decidir no entrar a negociar las plantillas docentes para no ser “cómplices” de la Junta. “Desde el inicio de este curso, la Junta ha venido riéndose de nosotros al no aplicar la jornada de 35 horas para todo el funcionariado; un acuerdo negociado, pactado y firmado con el Gobierno Regional” dice la terna sindical.

Aseguran que la Junta ha venido imponiendo sus criterios para la determinación de las plantillas jurídicas de Educación sin admitir alegaciones. De cara al próximo curso, critican que ni tan siquiera se contempla la jornada de 35 horas para crear plazas y evitar amortizaciones; ni se plantean rebajar las “excesivas ratios” que impusieron los recortes, ni reforzar Educación Especial, ni mantener las plantillas de las zonas rurales para frenar su despoblación. “Los recortes siguen, dicen CSIF, CCOO y UGT,no se plantean la mas mínima mejora”.

Comments are now closed for this entry