El Ministerio autoriza que la provincia pase el lunes a la fase dos de la desescalada

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

La provincia de Segovia, al igual que toda Castilla y León, pasa a la fase dos del proceso de transición hacia la normalidad. “Todas las unidades territoriales de Castilla y León, la Comunidad de Madrid y las regiones sanitarias de Barcelona -junto a sus dos áreas metropolitanas- y Lleida pasan a la fase 2 de la desescalada”, informaba ayer a última hora de la mañana el ministro de Sanidad, Salvador Illa. La nueva etapa de salida del confinamiento comienza el lunes día 8 de junio.

Además continuarán en la fase 2 Ceuta, la Comunidad Valenciana, Toledo, Ciudad Real y Albacete, que han optado por permanecer una semana más sin avanzar en la desescalada.

En esta fase, puede haber reuniones de hasta 15 personas y se eliminan las franjas horarias para pasear o hacer deporte, pero la movilidad sigue circunscrita exclusivamente a la provincia. En todo caso hay que guardar medidas de higiene y la distancia de seguridad social y asumir con responsabilidad este avance, tal y como recalcan de forma insistente las autoridades sanitarias segovianas.

Uno de los cambios que trae el nuevo paso de desescalada es que los segovianos podrán consumir dentro de los bares y restaurantes, sin superar el 40 por ciento de capacidad y siempre ocupando mesas. De momento no se podrá consumir en la barra. En las terrazas se mantiene la norma del 50 por ciento de su aforo.

Las visitas a centros de discapacitados, viviendas tuteladas y residencias de mayores en Castilla y León solo se permite en determinadas circunstancias y con cita previa. Se podrán abrir las piscinas y los gimnasios con un límite de un tercio del aforo, como también ocurre con los centros comerciales; celebrar bodas pero con algunas restricciones; los centros de culto amplían asistentes, y se reanuda la actividad de autoescuelas y academias. También vuelven a la actividad cines, teatros y salas de conciertos con limitaciones de público (un tercio de su aforo y butacas preasignadas).

Cautela

El avance hacia esta nueva normalidad revestida de mascarillas y cautela, viene impulsado por los datos epidemiológicos y sanitarios que desprende desde hace quince días Segovia, una de las provincias más castigadas por la pandemia del Covid-19. Los informes indican que se ha mitigado y controlado la incidencia del nuevo coronavirus en el Hospital y en las residencias, pero sigue circulando por lo que la consejera de Sanidad, Verónica Casado, ha reiterando la necesidad de ser “muy cuidadosos” durante esta fase de flexibilización.

Comments are now closed for this entry