Sepúlveda necesita ayuda económica para terminar las obras de la residencia de ancianos

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

Las obras permiten adaptar las instalaciones para atender a personas dependientes y aumenta el número de habitaciones de 26 a 32

La residencia de ancianos de Sepúlveda es un elemento vivo en la localidad y las distintas asociaciones, colectivos y familias se vuelcan con actividades cada año para ayudar a su gestión. “Es una residencia del pueblo”, la define el párroco Jaime Izquierdo que recuerda que en abril de 2019 comenzaron las obras para adaptar el centro a personas dependientes y mejorar el servicio que se presta a los usuarios. Según describe el párroco se ha hecho una ampliación de volumen con la construcción de dos plantas nuevas, se han mejorado por dentro los accesos con dos ascensores, uno para sillas y otro para camillas, y rampas interiores. También se han ampliado las habitaciones y el espacio común y se ha hecho un gran salón común. Además en la parte antigua del edificio se han reformado la cocina y las calderas entre otros elementos.

Las obras están siendo más de las inicialmente previstas y que contaban con un presupuesto de 500.000 euros por lo que desde Caritas Parroquial hacen un llamamiento a los vecinos para que colaboren para sufragar los costes de las obras. “Pedimos colaboración a los vecinos y a los pueblos de alrededor porque también en la residencia hay vecinos de la zona. Estas residencias son pequeñas pero para los pueblos son una esperanza de contar con un espacio cercano y humano en el que van a poder seguir atendidos”, comenta Izquierdo.

Aquellos que quieran colaborar en la financiación de las obras pueden hacerlo a través de las cuentas que tiene Caritas Parroquial de Sepúlveda en las entidades Bankia y Caja Rural, o realizando donaciones en mano al párroco. Por otra parte también se puede colaborar donando el coste del equipamiento de una habitación, unos 600 euros, que servirían para adquirir una cama geriátrica, colchón, almohada antiescaras, mesillas, sillón… Con estas obras la residencia pasará de 26 a 32 plazas. Estas seis plazas más darán la posibilidad de atender a las personas que ya se encuentran en lista de espera.

Comments are now closed for this entry