El coronavirus gana al diablillo

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

Han esperado hasta el último minuto pero al final, los miembros de la Asociación Amigos de El Diablillo de Sepúlveda se han rendido y ha asumido que San Bartolomé no soltará este año a los diablillos como se escenifica cada 23 de agosto en la villa manteniendo una tradición de origen incierto que no se había interrumpido nunca en las últimas décadas, ni siquiera durante la Guerra Civil.

Esa noche, varios diablillos protagonizan carreras y persecuciones detrás del público que abarrota las calles del barrio de San Bartolomé hasta que finalmente vuelven a recogerse en la iglesia, donde la tradición dice que el santo los mantiene atados durante el resto del año.

La asociación explica que la suspensión atiende a las recomendaciones de la Junta de Castilla y León para que se evite la celebración de fiestas patronales y eventos que provoquen aglomeraciones en los que no se pueda mantener la distancia de seguridad, así como limitar los encuentros sociales a los grupos de convivencia estable y los encuentros de más de diez personas.

“El Diablillo, que fue capaz de ganarle la batalla incluso a la Guerra Civil, en esta ocasión, no aparecerá por la calle de San Bartolomé para sortear la gran hoguera y cumplir con la tradición”.

Comments are now closed for this entry