Sorolla hace su primera ´escala´ en Málaga

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
La Sociedad Económica Amigos de El País y la Sala Italcable acogen una muestra de 50 obras del pintor y sus contemporáneos.

Sin duda, es el año de Joaquín Sorolla en Málaga. A dos días de inaugurarse en el Centro de Arte Contemporáneo (CAC) de Málaga una exposición con obras de gran formato del pintor valenciano y procedentes de la Hispanic Society de Nueva York, la Sociedad Económica Amigos de El País y la Sala Italcable acogen una doble muestra, organizada por Unicaja, en que se exhiben 17 cuadros de Sorolla junto a piezas de Ignacio Zuloaga y diversos creadores del XIX. Bajo el título ´Sorolla y sus contemporáneos´, la exposición estará en cartel hasta el 31 de agosto.

 


´Sorolla y sus contemporáneos´ está formada por cincuenta obras de los fondos del Museo de Bellas Artes de La Habana. Se trata de un conjunto de óleos de diferentes formatos en los que, además de Sorolla, aparecen cuadros "de nombres clave en la historia de la pintura", como Juan Pablo Salinas, José Pinazo, Santiago Rusiñol, Julio Vila, Enrique Martínez-Cubells, Francisco Pons o Manuel Benedito, explicó la conservadora de la pinacoteca cubana, María Amelia Castro.

Los cuadros viajan entre el realismo y la vanguardia, reproducen paisajes, retratos y enseñan el costumbrismo español de la época y, en el caso de Sorolla, introducen la luminosidad "que supo atrapar con su pincel al respirar con aliento propio, ofreciendo un derroche de color y de calor", añadió la conservadora.

Estudio. Castro destacó del catálogo de la exhibición la obra ´Niña´, portada del catálogo de la exposición y que, pese a su extrema belleza, tan ´sólo´ fue un estudio para otro cuadro -´Verano´- que preside la sala central del Museo Nacional de La Habana. ´Elena entre rosas´, ´Valenciana recogiendo naranjas´, ´La habitación de los Reyes Católicos en La Alhambra´ o ´Descanso´ lucen también con toda su grandeza en las dos salas expositivas malagueñas.

La pintura luminosa de Sorolla se contrapone de alguna forma a la tradicional del vasco Zuloaga, en las que el simbolismo como "expresión legítima del arte" representa la realidad social de la nación española "para que se medite sobre ella", matizó Castro. "La pintura de Zuloaga es más tradicional, en donde se reafirma la identidad española", apuntó la conservadora, quien apuntó que del vasco se incluyen aquí nueve piezas: ´Rosita´, ´Paisaje de Antequera´, ´El palco´, ´Toros en Sepúlveda´, ´Mi prima Esperanza´ o ´Retrato del pintor Pablo Uranga´.

 


La muestra, que por primera vez visita Málaga bajo el patrocinio de Unicaja y en engalanada con obras de 20 artistas, viajará después a Cádiz y Almería.

Fuente de la noticia: La Opinión de Málaga, 16 de Julio de 2008