Las tormentas del último mes provocaron daños en 18.107 hectáreas de la provincia

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
Las tormentas que han tenido lugar en el último mes han afectado a un total de 18.107 hectáreas de la provincia, según la suma de las declaraciones de siniestro presentadas por los agricultores que están en poder de Agroseguro.

Juan Martínez, director de la zona III de Agroseguro (Burgos, Soria y Segovia) reveló ayer que la denominada ‘comarca II - Sepúlveda’ ha sido la más perjudicada, ya que el pedrisco dañó a cerca de 9.900 hectáreas. En la ‘comarca I - Cuéllar’, los daños se han registrado en unas 7.700 hectáreas. Finalmente, en la ‘comarca III - Segovia y la Sierra’, el perjuicio tuvo lugar en casi 400 hectáreas.

Martínez confirmó que, a fecha de ayer, un total de 14 técnicos estaban realizando las correspondientes peritaciones, pronosticando que a finales de esta semana la tarea estará ya “muy avanzada”.

El director zonal de Agroseguro también señaló que, según las primeras estimaciones, “el daño es variable, entre un 30 y un 35% de media”, afectando, principalmente, aa tierras de cereal y, en menor medida, a otras de viñedo.

El primero de los pedriscos aconteció el 23 de junio, sucediendo después otros dos potentes (el 5 y, sobre todo, el 12 de julio). Además, el pasado fin de semana se registró otro, menos violento, que afectó a unas mil hectáreas de superficie de la comarca de Cuéllar (Olombrada, Frumales y Mata de Cuéllar) y a similar cantidad de la comarca de Sepúlveda (Fuentidueña, Sacramenia y Maderuelo).

Desde Agroseguro se aseguró, tras el pedrisco del día 12, que lo normal sería que los afectados recibieran el dinero “en unos 40 días”, lo que supone un plazo menor al establecido por la ley, que es de 90 días. Los diferentes sindicatos agrarios han solicitado que no se demore el cobro por los daños del pedrisco.

Este año, la cosecha va con más de una semana de retraso, y aunque en los próximos diez días se recolectará la mayor parte del cereal, posiblemente quede todavía en la tierra una pequeña porción a inicios del mes de agosto.

Fuente de la noticia: El Adelantado de Segovia, 22 de Julio de 2008