Transporte a la carta para 26.000 personas más de 156 pueblos de Castilla y León

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
El desplazamiento a la 'carta' gana terreno en la Comunidad. La Consejería de Fomento pondrá en marcha en las próximas semanas cinco nuevas zonas de Burgos, Palencia, Salamanca, Segovia y Valladolid, que ofrecerán el servicio de transporte a la demanda.

La Junta ultima la puesta en marcha de esta asistencia en las zonas de Sedano en la provincia de Burgos, Frómista en la provincia de Palencia, Lumbrales en la provincia de Salamanca, Sepúlveda en la provincia de Segovia y Tordesillas en la provincia de Valladolid.

Cuando las cinco nuevas zonas entren en la red, más de 26.000 ciudadanos de 156 entidades de población disfrutarán de esta iniciativa, que busca facilitar la movilidad a las personas del medio rural, zonas periféricas y municipios que carecen de este servicio.

La inversión prevista para el funcionamiento de estas zonas, que comprenden 37 nuevas rutas, ronda los 750.000 euros.


 

En la provincia de Burgos (Sedano) se ofrecerán nueve rutas que comprenden 44 entidades de población.

En la provincia de Palencia (Frómista), las nuevas rutas serán 11 y darán servicio a 27 núcleos rurales.

En Salamanca (Lumbrales) la Junta ofrecerá cuatro nuevas rutas para un total de 12 entidades de población.

En la provincia de Segovia (Sepúlveda), nueve nuevas rutas prestan el servicio a 52 localidades y en la provincia de Valladolid (Tordesillas), se crearán cuatro rutas que comprenden 21 núcleos de población.

En lo que va de año, este servicio se ha implantado en las zonas de Cistierna (León), Ciudad Rodrigo y Villoria (Salamanca), Navafría (Segovia) y Villafrechós, Cigales y Mayorga en Valladolid.

La Consejería de Fomento tiene la intención de continuar extendiendo este sistema de transporte público de viajeros por toda la Comunidad Autónoma.

El objetivo es que los vehículos que prestan los servicios regulares lleguen a los pueblos pequeños y alejados cuando sus habitantes realmente lo necesiten.

Así, el propio ciudadano se pone en contacto con la Administración autónoma y ésta, a su vez, con el operador del transporte para hacerle llegar sus necesidades. La asistencia no se establece a no ser que haya una demanda previa de la misma.

Los últimos datos que maneja la onsejería de Fomento constatan que este servicio está teniendo una "excelente" aceptación por el creciente volumen de reservas efectuadas en cada una de las zonas, desde su implantación. Hasta el momento, se han registrado más de 412.000 reservas.

El sistema se coordina a través del denominado 'Centro Virtual de Transportes a la demanda', desde donde se centraliza la gestión de los servicios. Dirigido por la Junta de Castilla y León, su funcionamiento es sencillo pero requiere de una tecnología avanzada.

Con suficiente antelación al desplazamiento que se desea realizar, el viajero comunica su demanda de transporte mediante una llamada gratuita al 900 20 40 20, dirigida a la Central de Reservas.

Este centro informa de la petición al operador de transporte, con el objetivo de que éste realice la asignación del vehículo concreto, que debe pasar necesariamente por la localidad solicitante del servicio.

Para su correcto funcionamiento, el viajero dispone además de paneles informativos en los que puede conocer si existe alguna incidencia en el recorrido de su ruta.

El servicio atiende a todos los asentamientos rurales, entendiendo como tales aquellos de cuatro o cinco personas en adelante.

Castilla y León ha sido la primera región europea en la implantación de este novedoso sistema.

Fuente de la noticia: El Mundo, 27 de Julio de 2008