Concluyen las obras de sellado de la escombrera ubicada en La Picota

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

El sellado pretende disminuir la contaminación del Duratón, ya que las aguas de escorrentía que discurren por la escombrera vierten a dicho río, bajando por una ladera de elevada pendiente de más de 500 metros de longitud. Además, el sellado permite recuperar el paisaje de una parcela por la que tradicionalmente paseaban los sepulvedanos, camino del Cristo de Piedra.

El sellado de la escombrera se ha llevado a cabo después de que el Ayuntamiento de Sepúlveda firmara un contrato con la empresa Blas-Gon S.A., por importe de 49.883,02 euros, canidad subvencionada por la Junta.

Las labores en la escombrera, que tiene un área de 40.838 metros cuadrados, han consistido, en primer lugar, en una recogida manual de materiales ligeros arrastrados por el viento. Seguidamente se procedió al reagrupamiento de los vertidos y el compactado de los mismos, buscando la mayor integración posible en el paisaje. Finalmente, la escombrera ha sido sellada con una capa de tierra vegetal de 20 a 30 centímetros de espesor.

La alcaldesa de Sepúlveda, Concepción Monte (PP), se ha congratulado con la eliminación de la escombrera, “que provocaba un impacto visual negativo por ser una de las áreas más degradadas de la localidad”, esperando que, a partir de ahora, los vecinos recuperen la costumbre de ir a pasear por el paraje.

Fuente de la noticia: El Adelantado de Segovia, 02 de Noviembre de 2008