Ventana al paraíso

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

En no pocas ocasiones, los sellos son minúsculas ventanas abiertas a lugares desconocidos, animando al que los contempla a que su imaginación vuele libre hasta paraísos como el Parque Natural de las Hoces del río Duratón, uno de los motivos de la serie “Naturaleza 2008” lanzada por Correos.

 

 

Uno de los paisajes más emblemáticos de las Hoces del Duratón, en las cercanías de la ermita de San Frutos, aparece en un millón de sellos con un formato de 40,9 x 28,8 milímetros y valor postal de 0,31 euros que ya están en el mercado, promocionando así una de las principales bellezas naturales de Segovia.

Las Hoces del río Duratón van desde la villa de Sepúlveda hasta el embalse de Burgomillodo, afectando a los municipios de Sepúlveda, Sebúlcor y Carrascal del Río. Son 25 kilómetros de recorrido en los que el río Duratón discurre, de forma sinuosa, entre calizas, formando unas escarpadas hoces, en algunos lugares de más de cien metros de desnivel.

La vegetación de las Hoces del Duratónn varía en función del ecosistema donde se ubique. Así, en las zonas altas de la paramera abundan la sabina y el enebro, además de especies de matorral como tomillos, salvias y aulagas. En los cortados es frecuente encontrar hiedra y, en la ribera del río, aparece una vegetación variada, con chopos, sauces, alisos, nogales o castaños.

En cuanto a fauna, los altos cortados que forma el cañón permiten la proliferación de diferentes especies de aves, entre las que destaca el buitre leonado, con una colonia de 566 parejas, según revela el último censo realizado por técnicos de la Junta. Además, las Hoces del Duratón también albergan parejas de alimoche y, en menor medida, águila real.

A esta riqueza natural se une la patrimonial, en la que destacan las ermitas de San Frutos y San Julián, además del convento de Nuestra Señora de los Ángeles de la Hoz.

Con la intención de preservar los valores de las Hoces del río Duratón, la Junta declaró Parque Natural a este espacio en 1989.

Fuente de la noticia: El Adelantado de Segovia, 04 de Noviembre de 2008