Segovia, en alerta nivel 1 por la nieve y el hielo

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

La nieve volvió a cubrir ayer casi toda la provincia de Segovia, en la primera nevada del año 2009, que sorprendió a muchos, principalmente en la capital, donde por la tarde muchas calles eran impracticables a pesar del trabajo de los operarios municipales que siguieron actuando durante toda la noche echando sal para evitar las placas de hielo debido a las bajas temperaturas.

 

 

El delegado territorial de la Junta de Castilla y León en Segovia, Luciano Municio, declaró activado el Plan de Protección Civil de Castilla y León (PLANCAL), en su nivel 1 de gravedad a las 18,15 horas de ayer, como consecuencia de la intensa nevada que desde primeras horas de la tarde cayó en gran parte de la provincia. También anunció “la posible necesidad de poner en práctica medidas extraordinarias de protección”. El PLANCAL continuó activado toda la noche, con un retén permanente activo de cuatro equipos.

Desde la diez de la mañana nevó de forma continuada en una amplia parte del territorio provincial, lo que provocó que en algunos momentos fuera preciso el uso de cadenas hasta en 214 kilómetros de la red autonómica de la provincia de Segovia.

En la Delegación de la Junta se reunió el Centro de Coordinación Operativa del PLANCAL (CECOP), para analizar la evolución de la situación generada por la nieve en distintos puntos de la provincia. Hoy volverá a reunirse con el objetivo de estudiar la situación, ya que las previsiones apuntan a que puedan registrarse nevadas a lo largo de este fin de semana, aunque débiles, y heladas generalizadas.

Ninguna ruta escolar se vio afectada por la nieve, aunque efectivos de vialidad invernal se acercaron al mediodía a los colegios de Ayllón y Campo de San Pedro, para despejar la carretera y anticipar la salida de los escolares. Un autobús vacío, de regreso a su base, quedó atrapado en una carretera vecinal entre Campo de San Pedro y Riaguas de San Bartolomé. La situación se resolvió con la colaboración de una máquina quitanieves de la Diputación Provincial.

Respecto a la atención sanitaria, el Hospital General de Segovia mantiene sus accesos limpios. En la provincia, se contó con la colaboración de la Guardia Civil. En la zona del nordeste, donde más nieve ha caído, la Gerencia del Área de Salud ha reforzado con un enfermero más los puntos de atención continuada de Boceguillas y Ayllón. En los centros de salud de Navafría y Sepúlveda los médicos han permanecido en sus puestos por si el mal tiempo impidiera el relevo de los profesionales sanitarios.

Durante todo el día numerosas carreteras de la povincia requirieron el uso de cadenas, principalmente en el nordeste de la provincia, en la comarca de Boceguillas, Ayllón, Riaza, Cerezo de Arriba, Cerezo de Abajo, Sepúlveda, y Fresno de Cantespino. También se recomendó el uso de cadenas en la carretera CL-603 (Segovia-Aranda de Duero), en los cruces con localidades como Cantalejo, Turégano, y San Miguel de Bernuy.

Otra carretera autonómica en la que fue obligatorio el uso de cadenas, sobre todo por la tarde, fue la CL-601, entre La Granja y el Puerto de Navacerrada.

En la provincia, también hubo problemas a última hora de la tarde en la carretera SG-945, desde la localidad de Maderuelo hasta el límite con la provincia de Burgos.

En cuanto a las carreteras de ámbito nacional, la N-110 fue una de las vías más afectadas por el temporal de nieve y hielo que ayer azotó Segovia. Así, la Subdelegación del Gobierno en Segovia informó de que era necesario a partir de las dos y media de la tarde el uso de cadenas entre los kilómetros 90 y 156 de esta vía, prácticamente desde la localidad de Torrecaballeros, teniendo los camiones y vehículos pesados restringida la circulación.

La carretera A-1, entre Madrid-Irún, también registró algunos problemas a su paso por la provincia de Segovia, entre los kilómetros 99 al 95, hasta el Puerto de Somosierra, con el uso de cadenas para los turismos y la prohibición de circulación para los camiones.

Efectivos municipales trabajaron ayer desde las tres de la tarde y siguieron actuando en las calles por la noche, para evitar los numerosos problemas de tráfico que se registraron por la nieve. Durante horas los efectivos municipales actuaron, sobre todo en las calles principales de la ciudad, que se mantuvieron transitables, mientras que los problemas se sucedieron en los viales secundarios, en los que numerosos vehículos se cruzaron en las vías al encontrarse el suelo muy resbaladizo.

Los autobuses públicos funcionaron durante todo el día, aunque con los lógicos retrasos debido al mal estado del firme, en barrios como La Albuera. La concejala de Protección Civil, Paloma Maroto, aconsejó el uso de cadenas a los taxistas, y recomendó a los ciudadanos que no utilizaran el vehículos.

El temor ante la llegada de la noche fue la aparición de las placas de hielo en calles y carreteras, debido a que estaban previstas temperaturas de hasta ocho grados bajo cero. Paloma Maroto señaló que si los problemas continúan hoy, el Ayuntamiento recurrirá a empresas externas de vialidad invernal, con maquinaria de apoyo para limpiar las calles.

Camiones en Boceguillas

Hasta 800 camiones permanecieron retenidos a lo largo de la jornada de ayer, en el área de servicio de la carretera A-I, en el término municipal de Boceguillas. Fuentes de la Subdelegación del Gobierno informaron de que a las tres de la tarde ya se habían reducido a 200, aunque por la tarde se incrementaron a 500. En la carretera A-1 fue necesario el uso de cadenas para turismos, entre los puntos kilométricos 95 y 118, mientras que el tráfico para camiones y vehículos permaneció cerrado durante varias horas.

Las previsiones de la Agencia Estatal de Meteorología hasta mañana a las doce de la noche, es que se producirán nevadas con un espesor de 5 centímetros en el Sistema Central, mientras que en la meseta será de 3 centímetros.

Fuente de la noticia: El Adelantado de Segovia, 10 de Enero de 2009