La nevada del viernes deja un manto blanco en gran parte de la provincia

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
Fueron escasos los puntos de la provincia segoviana que se quedaron sin ver caer copos de nieve en la tarde y la noche del viernes. Como consecuencia, multitud de carreteras se vieron afectadas, precisando varias de ellas el uso de cadenas para la circulación. La zona de Riaza y Sepúlveda fue una de las más condicionadas por la nieve. A última hora de la tarde de ayer, aún eran necesarias las cadenas en la SG-945 (de Ayllón al límite con la provincia de Burgos), en la CL-205 (entre Cuéllar y Cantalejo) y en la SG-241, de Urueñas a Sacramenia.
En los tres casos el problema era la formación de placas de hielo debido a las bajas temperaturas que impidieron la total eficacia de los fundentes que se aplicaron a lo largo del día.
 
En multitud de vías de la provincia continuó la recomendación de extremar la precaución en su recorrido.
 
Esquiando en La Granja
 
La nevada dejó imágenes poco usuales en parques y calles de numerosas localidades segovianas, como Fuentepelayo o Cuéllar. En La Granja de San Ildefonso hubo quien no dudó en calzarse los esquís para practicar su deporte favorito sin necesidad de desplazarse a la montaña.
 
Los más pequeños fueron los que más disfrutaron con la nieve. Aprovecharon la ausencia de las obligaciones escolares para divertirse tirando bolas de nieve, o deslizarse con trineos o plásticos. Además no fueron pocos los que inmortalizaron los paisajes nevados con su cámara fotográfica.
 
Fuente de la noticia: El Norte de Castilla, 11 de Enero de 2009