Los sueldos de las cajas

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
No tienen sueldo, pero cobran por asistencia a reuniones y actos de las entidades. En algunos casos hasta 41.280 euros, que no cuentan como una nómina, pero redondean la cuenta de ingresos de sus ocupacionesa habituales. Son los consejeros de las cajas de ahorro. Documento con las retribuciones los consejos de administración de las cajas de Castilla y León
¿Qué se exige para ocupar un sillón de un consejo de administración de una caja? No hace falta ser experto en finanzas o maestro en economía, que también los hay aunque son los menos. Más que el criterio 'técnico' lo que da puntos, a tenor de los currículums de los consejeros, es ser alcalde de capital de provincia, presidente de Diputación o político que ha ocupado un cargo de relumbrón -delegado del Gobierno, por ejemplo- que pasa a situación de reserva, y otorgan más papeletas, reflejo de los resultados electorales, los carnés del PP que los del PSOE.
 
Todos perciben compensaciones menos los de Cajacírculo. La entidad burgalesa con vínculos con la Iglesia únicamente abona a sus consejeros los gastos que les origina acudir a las reuniones, «siempre justificados y nada más». ¿Se ha planteado la posibilidad de compensar la labor del consejo? «Jamás», responden desde dentro de la caja. «Es más, me parece lo correcto, porque así queda claro que las decisiones no se toman por intereses económicos propios», afirma una fuente solvente de la entidad en la que menos peso tiene el gremio político y más manda la casa fundadora, el Círculo Católico de Obreros de Burgos. Esta caja repartio el año pasado 9.000 euros en concepto de dietas por gastos de kilometraje a sus consejeros.
 
Caso aparte son las otras cinco. En las memorias financieras del 2008 de cuatro de ellas figura lo que cobraron sus consejeros 'per cápita' y las retribuciones de sus ejecutivos. De los ingresos de Caja España salieron 223.000 euros para remunerar a su consejo; 354.000, en el caso de Caja Duero, 196.600, en Caja Segovia; y 221.000, en Caja de Burgos. En tres de estas entidades con las cuentas del 2008 aprobadas (no en Caja Duero), los emolumentos de los consejos han bajado con respecto al 2007. Sin embargo, las cifras son bien distintas cuando se añaden las dietas que corresponden por otros conceptos, como el de participación en los distintos consejos de cada caja, o el abono de los gastos de kilometraje.
 
Ahora, la caja que más gastó en retribuir a sus consejeros en el 2007 -porque la memoria económica del 2008 aún está por refrendar- fue Caja de Ávila, con 317.000 euros. Sus consejeros percibieron además otros 7.000 euros para los gastos de gasolina o transporte público de sus desplazamientos, 2.000 euros más que en el 2006, según datos de la propia caja.
 
Ahora, ni todos los consejeros cobran lo mismo ni esos euros van a parar al mismo sitio. Mientras los del PP (en el PSOE no contestan) lo perciben a título particular y no tienen que dar cuenta a la organización que les sienta en el consejo, los que representan a UGT lo ingresan en las cuentas del sindicato y los de CC. OO. dejan el 65% para la organización y con 35% restante cubren los gastos que les ocasiona ser consejeros y pagar a Hacienda por esos ingresos que figuran a su nombre.
 
Subidas
 
En resumen, todas la cajas aumentaron el año pasado la partida destinada a remuneraciones y gastos de sus consejeros y altos directivos, con excepción de Caja Segovia, única entidad, a falta del cierre con Caja de Ávila, en la que se registró una bajada de las cantidades abonadas.
 
Fuente de la noticia: El Norte de Castilla, 18 de Mayo de 2009