Santamaría admite que hay varios pueblos con índice de arsénico en su agua de consumo

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

El verano está a la vuelta de la esquina y con él, los viejos problemas de escasez y potabilidad en el agua que los pueblos destinan al consumo humano. El presidente de la Diputación Provincial, Javier Santamaría, admitió ayer que en la provincia todavía hay pueblos con índices de arsénico en el agua, a la espera de que se ejecuten las obras necesarias para solucionar el problema de una vez por todas.

Según Santamaría, «aunque ha llovido, sigue habiendo índices de arsénico, especialmente en los pueblos de la carretera de Cuéllar, Pinarejos, Navalmanzano o Carbonero de Ahusín, por citar alguno, y los va a seguir habiendo hasta que no se ejecuten las obras de la potabilizadora de Cuéllar, que tomara el agua del río Cega y lo llevará hasta Navalmanzano y otros pueblos intermedios», reconoció el presidente de la Diputación en el transcurso del programa de Punto Radio Segovia 'Queremos hablar', en el que tomaron parte la conductora del mismo, Elena Rubio; el director de Punto Radio, Luis Martín; y el periodista Javier de Andrés.
 
Además, queda pendiente la realización de una nueva potabilizadora en Carbonero el Mayor, que debe garantizar el agua a pueblos como Fuentepelayo, Mozoncillo, Escarabajosa de Cabezas, y algunas pedanías de Santa María la Real de Nieva, como Pinilla-Ambroz, Ortigosa de Pestaño o Miguel Ibáñez. En el caso de la potabilizadora de Cuéllar, el proyecto ya está adjudicado, pero la de Carbonero tendrá que esperar, pues todavía no se ha decidido la captación de agua y se está en conversaciones con la Confederación Hidrográfica del Duero (CHD).
 
Santamaría hizo un llamamiento a los vecinos de los pueblos afectados por el arsénico: «Lo mejor es que el agua no tenga arsénico y vamos a hacer todo lo posible por eliminar este problema; pero que nadie se asuste al escuchar la palabra arsénico, porque ese agua con arsénico se ha estado bebiendo cientos de años y no ha pasado nada».
 
Otro de los enemigos que trae consigo el verano es el fuego. El presidente de la Diputación Provincial se mostró satisfecho por el grado de cumplimiento del convenio que Ayuntamiento de Segovia y Diputación Provincial renuevan cada año, y elogió la dotación de los parques existentes en la provincia, entre ellos el de Coca, «magníficamente dotado», dijo, el de Sepúlveda, el de Cuéllar y el de Cantalejo, éste de menor entidad. «Hay maquinaria suficiente para intervenir cuando sea preciso».
 
Fuente de la noticia: El Norte de Castilla, 16 de Junio de 2009