Los pueblos de la sierra afrontan un aumento de presión asistencial en verano

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
“Hoy ya he atendido a 60 personas en cinco municipios”, comentaba ayer la coordinadora del centro de salud de Riaza, Virginia Silva, cuando terminaba la jornada de consulta que la había llevado a desplazarse por varios pueblos para recibir a sus pacientes más a los de otro compañero que está de vacaciones, y comenzaba un turno de guardia en el Punto de Atención Continuada de Ayllón. En todo caso, los profesionales de la zona saben que las fechas más críticas están por llegar. Virginia Silva asegura que según datos del Ayuntamiento de Riaza esta localidad con unos 2.400 habitantes llegará a reunir en agosto a cerca de 10.000 personas.

En el centro de salud de Villacastín se están registrando entre 10 y 15 tarjetas sanitarias para personas desplazadas cada semana desde finales del mes de junio.

Son dos ejemplos del aumento de presión asistencial que en la provincia de Segovia se produce durante los meses de verano por la llegada de “hijos del pueblo” que vuelven a su tierra, de veraneantes y de habitantes de segundas residencias. Hay también otros factores que influyen en el aumento de la presión asistencial, como la presencia de visitantes que acudirán puntualmente a participar en alguna fiesta de pueblo, los turistas de paso, o las personas que acuden a campamentos o residencias de verano. Así, por ejemplo, desde el consultorio de San Rafael se atienden a las 400 personas que en cada turno de diez días pasan por la residencia de Tiempo Libre de San Rafael en Segovia, La Casona del Pinar.

Para hacer frente al aumento de población estival, la Gerencia de Atención Primaria ha procedido a reforzar tanto las consultas médicas y de enfermería en jornada ordinaria como la atención continuada, o turnos de guardia, con profesionales de apoyo.  Los refuerzos se aplican en nueve zonas de salud semiurbanas y rurales: Cantalejo, Carbonero, El Espinar, La Sierra, Nava de la Asunción, Riaza, San Ildefonso, Sepúlveda y Villacastín. En lo que respecta a la actividad ordinaria, programada y realizada en horario de mañana, los profesionales de apoyo de enfermería sumarán 90 días y los médicos 125 ; y en las guardias los enfermeros contratados harán 34 días y los médicos 110.

Fuente de la noticia: El Adelantado de Segovia, 09 de Julio de 2009