Un informe de la Guardia Civil confirma ataques de buitres a ganado vivo

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
Los hechos ocurrieron a finales de la primavera en el término municipal de Yanguas de Eresma, donde se encontraba pastando un rebaño de ovejas. Al parecer, las aves atacaron al grupo de rumiantes hasta que fueron espantadas por un hombre que trabajaba en la nave de porcino situada en la finca. Tras personarse agentes de la Guardia Civil, levantaron un atestado en el que se revelaba que murieron tres corderos de unos cuatro meses de edad y que sufrieron picotazos una oveja y un cordero, cuyas heridas sirvieron para cuestionar el instinto exclusivamente carroñero de estas grandes aves, según recoge este sábado El Adelantado de Segovia.

El ganadero Miguel Ángel Muñoz aseguró que más de 100 buitres se concentraron en el lugar, algunos volando en círculo a baja altura y otros posados en el suelo, de modo que tenían a la mayor parte del rebaño arrinconado contra el vallado y las ovejas que estaban fuera del grupo eran perseguidas por otros buitres.

En la provincia de Segovia anidan alrededor de un millar de parejas de buitre leonado, según los dos últimos censos realizados en los Parques Naturales de las Hoces del río Duratón y del Riaza, principales roquedos que acogen a colonias de esta rapaz.

Fuente de la noticia: El Mundo, 29 de agosto de 2009