El orgullo de ser sepulvedano

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

La presidenta de la comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, ha animado a los vecinos de la villa de Sepúlveda (Segovia) a sentir "el orgullo de ser sepulvedanos y españoles en una época en la que algunos quieren hacer de la diferencia división" en el pregón de las fiestas que pronunció ante más de un millar de personas.

Aguirre llegó a Sepúlveda acompañada por la consejera de Agricultura de la Junta de Castilla y León, Silvia Clemente, y fue recibida en el ayuntamiento de la villa por su alcaldesa, Concepción Monte. Pasadas las 12,30 horas, la presidenta de la comunidad de Madrid salió al balcón de la "Casa del Reloj", un edificio medieval construido junto a los restos de la antigua muralla de la villa situado en la Plaza Mayor, donde se congregaban más de un millar de sepulvedanos.

Tras el desfile de las peñas y la proclamación de la reina y las damas de las fiestas, Aguirre tomó la palabra para destacar sus raíces segovianas, ya que su abuelo materno procedía de Segovia, y ha señalado que su familia "me ha inculcado desde la cuna el cariño por esta tierra”.

La presidenta de la comunidad de Madrid aseguró que Sepúlveda es "un lugar excepcional en la geografía de España" por su situación "privilegiada" a orillas de las Hoces del río Duratón, cuya belleza "ha forjado el carácter recio, serio, honrado y trabajador de los sepulvedanos".

Asimismo, señaló que la historia de la villa es "imprescindible para España, al ser una de las más antiguas de España, como así lo atestigua su fuero, y uno de los enclaves fundamentales de la Reconquista ".

Por todo ello, ha manifestado que los sepulvedanos "podéis sentiros orgullosos de vuestra condición como también de ser españoles, más ahora en una época en la que algunos quieren hacer de la diferencia división".

 Tras su pregón, en el que fue interrumpida en varias ocasiones por los aplausos del publico, la alcaldesa de Sepúlveda entregó a la presidenta madrileña un cuadro como recuerdo de su intervención en las fiestas sepulvedanas, y recibió un pañuelo de la peña "La Espadaña" que este año celebra el 25 aniversario de su creación.

Posteriormente, Aguirre, acompañada por la alcaldesa, recorrió las calles de Sepúlveda en un breve paseo en el que visitó los locales de varias peñas y almorzó en un restaurante de la villa, donde degustó el típico cordero que se sirve en la localidad, que también tuvo sitio en su pregón al definirlo como “el mejor cordero del mundo”.

Fuente de la noticia: El Adelantado de Segovia, 28 de agosto de 2009