La Junta eleva a nueve los lobos que podrán cazarse este invierno

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

Los ecologistas critican que se aumente el cupo mientras los ganaderos continúan asegurando que no están solucionados los conflictos que plantea a la ganadería extensiva.

La Junta de Castilla y León ha establecido en nueve —frente a los cinco del año pasado— el número de lobos que podrán abatirse el próximo invierno, según la resolución de la Dirección General de Medio Ambiente, que dirige el segoviano José Ángel Arranz Sanz.

De este modo, la Consejería de Medio Ambiente ha establecido los cupos de extracción asignables a las diferentes comarcas de las nueve provincias para la temporada 2009-2010, según contempla el Plan de Conservación y Gestión del Lobo en Castilla y León.

En el caso de Segovia se podrán abatir seis animales en la comarca agraria de Segovia, dos en la de Sepúlveda, y uno en la de Cuéllar.

El mayor cupo de extracción de lobo corresponde a la provincia de León, con 42 ejemplares, con 20 asignados a la comarca La Montaña de Riaño, siete a la comarca La Montaña de Luna, cuatro a la comarca Tierras de León, cinco a la comarca del Bierzo, tres a la comarca La Cabrera, y uno más a las comarcas de Astorga, Sahagún y Esla. La segunda provincia con un mayor cupo de lobo es Zamora, con 34 en total, de los cuales diez corresponden a la comarca de Sanabria, 15 a la comarca de Aliste, cuatro a la de Benavente-Los Valles, otros cuatro a la comarca de Campos-Pan, uno a la comarca del Duero Bajo y ninguno a la comarca de Sayago. En Palencia, el cupo es de 31: nueve en la comarca de Guardo, otros nueve en la la de Cervera, dos en Aguilar, tres en la de Campos, cuatro en la de Cerrato, dos en Saldaña-Valdavia y dos más en la comarca Boedo-Ojeda.

Para Burgos se establece un cupo de 14 lobos, de los cuales seis serán cazados en la comarca de Merindades, tres en la Demanda, dos en la comarca de Arlanza, y uno en cada una de las comarcas de Páramos, Pisuerga y La Ribera.

En Ávila serán tres los lobos que podrán eliminarse, dos de ellos en la comarca de Ávila y uno en el Bajo Alberche. También serán tres en Soria. En Salamanca, dos; y a la provincia de Valladolid le corresponde un cupo de cuatro lobos, dos de ellos en la comarca de Tierra de Campos, uno en la comarca Centro y otro en el Sureste.

Según la asociación Ecologistas en Acción, estas cifras suponen un aumento del 25 por ciento respecto a la de la anterior campaña cinegética ya que el año pasado fueron 113. Segovia, junto a León, Palencia y Zamora, es una de las provincias donde se ha incrementado este cupo de lobos que pueden abatirse.
Por su parte las opiniones de los ganaderos segovianos varían entre quienes piensan que deberían erradicarse, y quienes de forma más moderada piden que se resuelva su coexistencia con la ganadería extensiva, dado que los daños que ocasionan no están suficientemente cubiertos.

Fuente de la noticia: El Adelantado de Segovia, 30 de Septiembre de 2009