Aumentan las diligencias en la jurisdicción de menores

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
Aunque el número total de diligencias incoadas por la Fiscalía de Segovia descendió un 3,94% el año pasado, un dato preocupante es el incremento de malos tratos en el ámbito familiar protagonizados por menores que han dado lugar a medidas cautelares, según señala la memoria de este órgano.

Antonio Silva, fiscal jefe de Segovia destaca el aumento de procedimientos en la fiscalía de menores, que el año pasado sumaron en total 454, un 12,47% más que el año anterior.

Este fiscal recuerda que en el ámbito de menores el Ministerio Fiscal actúa de dos maneras: reforma (actuación sancionadora frente a actuaciones delictivas) y protección. En el primer caso el incremento de diligencias ha sido de ocho, pasando de 137 en 2007 a 145 el año pasado.

Además de padres que acuden a la Fiscalía o a las fuerzas de seguridad porque se ven incapaces de controlar a hijos violentos o agresivos, Silva comenta la presencia en Segovia de los que denomina “delincuentes transeúntes”, generalmente extranjeros que proceden de ciudades grandes como Madrid o Valladolid y se desplazan a la provincia para cometer algún delito y luego regresar a su lugar de residencia.
En materia de protección, la Fiscalía de Segovia ha sido pionera en la implantación de una comisión provincial de absentismo en el ámbito escolar, gracias precisamente a la iniciativa de la fiscal de menores. “Una de las ventajas de estar en una provincia pequeña, a pesar de la escasez de fiscales, porque en ciudades más grandes sería complicado”.

evolución En cuanto a la evolución del número de diligencias incoadas, el fiscal jefe explica que el descenso se debe a que en 2007 se había registrado “un aumento exagerado de más de un 13%, pero lo de 2008 tiene poco reflejo real en la delincuencia, porque es consecuencia de un encaje, como cuando hay un terremoto y luego la falla tiene que encajar, ya que lo de 2007 no es que fuera artificial pero sí consecuencia de las reformas procesales penales”.

Añade que la “impresión, sin estadísticas fiables, es que durante 2009 el número de diligencias abiertas volverán a aumentar”, mientras que indica que la gran cantidad que son sobreseídas porque se desconoce el autor es algo común en toda España.

Llama la atención que el número de diligencias ha bajado significativamente en el Juzgado de Cuéllar, “que de ser el de fuera de la capital de mayor entidad, ahora le superan, y en mucho, los de Santa María y Sepúlveda”, según Silva.

En cualquier caso, concluye que en la provincia de Segovia la actividad delictiva “está muy controlada” y llega a calificar la situación, en el ámbito penal, “de sosiego”, aunque problemas como el tráfico de drogas preocupen mucho en la sociedad, especialmente en las familias.

Fuente de la noticia: El Adelantado de Segovia, 06 de Octubre 2009