«Se le echa mucho de menos, también en nuestro día a día»

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Sergio Miguel, presidente de la Asociación Cultural Taurina Amigos de Víctor Barrio

La Asociación Cultural Taurina Amigos de Víctor Barrio continúa activa. Honrar la memoria de su adorado torero es lo que les ayuda a seguir batallando. De hecho, siguen funcionando como si Víctor continuara con vida, organizando actividades, impulsando proyectos, colaborando en la organización de homenajes.

–Son días intensos, de emociones a flor de piel.

–Claro. Se cumple un año y me vienen a la cabeza muchos recuerdos. También está muy reciente la muerte de Iván Fandiño. Es imposible no revivir cosas que nos hicieron sufrir a todos.

–La asociación continúa manteniendo viva la llama de Víctor Barrio.

–Por supuesto. Los familiares nos dijeron que adelante y nosotros tuvimos claro desde el principio que íbamos a honrar la memoria de Víctor hasta que pudiéramos o nos dejaran. Y en eso estamos. Por todos los sitios por donde vamos solo recogemos grandes palabras, buenos hechos y mucho ánimo. Hay mucho cariño que devolver y muchos proyectos que afrontar.

–¿Cuántos socios son?

–Ahora mismo, ciento ocho, la mayoría de Sepúlveda y de Grajera, la tierra de Víctor.

–¿Se acuerdan mucho de él?

–Mucho. Yo, cuando más lo he añorado, ha sido en la época de la Feria de San Isidro, porque siempre esperaba con ansia que salieran los carteles para ver a Víctor anunciado, siempre soñaba con esa puerta grande... Estos meses son malos, porque ves que empiezan las ferias y él no está en ninguna. Se le echa mucho de menos, también en nuestro día a día. Él siempre colaboraba con nosotros. Con él creamos un grupo de aficionados prácticos taurinos y seguimos reuniéndonos cada tercer sábado de mes. Él era nuestro guía, nuestro profesor, el que nos enseñaba...

–Echan en falta al maestro, pero también al amigo...

–Claro, claro. Todos somos amigos de él. La asociación se fundó cuando él soñaba con ser torero y empezaba de novillero... Fuimos un grupo cercano de aficionados, su propia novia, Raquel, su hermana y sus amigos más íntimos quienes impulsamos la asociación. Después de cuatro o seis años, cogimos las riendas nosotros, que éramos socios, para que Raquel se desvinculara. Siempre nos ha unido una gran amistad.

 


Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar