El creador de marionetas Francisco Peralta fallece a los 87 años

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

El artista será enterrado este miércoles en el cementerio de La Almudena de Madrid, tras el funeral en la parroquia de El Carmen de Segovia

La generosidad de Francisco Peralta (Cádiz, 1930 -Sepúlveda, 2018) con la ciudad es patente en la colección de marionetas que exhibe el centro de la Puerta de Santiago, donde se encuentran los 38 títeres cedidos por el autor para que los muestre el Ayuntamiento. El artista falleció este martes a los 87 años en Sepúlveda, lugar donde vive parte de su familia y que era su segunda residencia. Pero su obra, ejemplo de virtuosismo al reproducir el movimiento natural en los muñecos, permanece en Segovia. Sus restos fueron trasladados al tanatorio San Juan de la Cruz de Segovia capital y este miércoles, a las 10:30, se celebrará el funeral en la parroquia de El Carmen; después, el cuerpo de Peralta será trasladado al cementerio madrileño de La Almudena, donde será enterrado.
Una extensa labor creadora y docente desde 1952

Además de su actividad docente, destacan las creaciones realizadas por Peralta a lo largo de varias décadas, todas pensadas para el teatro de marionetras, infantil y de calidad; en 1952 creó ‘Pascualín’ de Gonzalo Bosch; en 1956 fue ‘Bastien et Bastienne’, de Mozart; un año más tarde, el ‘Romance de la Condesita’ (anónimo popular); el cuento popular francés ‘El Pequeño Trampero’ en 1959; y a principios de los 60, ‘Los Melindres de Belisa’, de Lope de Vega, entre otros. Los espectáculos de Peralta han recorrido importantes escenarios de España, Europa y África. Además, trabajó en cine y televisión: en 1962 participó en la realización de la película ‘Dulcinea’, dirigida por Vicente Escribá, y luego en ‘Cabriola’, de Mel Ferrer. Peralta es reconocido en el mundo del títere, sobre todo, por la investigación constante de mecanismos para lograr mayor expresividad y movimientos más naturales y complejos y, de alguna manera, insuflar un aliento de vida a los muñecos. Su esposa Matilde del Amo ha tenido también un papel fundamental como responsable de los vestidos y elementos textiles de las escenas. A este recorrido profesional se suma su participación en exposiciones de escultura y pintura. En el catálogo producido por el Ayuntamiento y la Asociación de Ciudades Amigas de la Marioneta queda esta frase: «Yo no tengo conciencia de perfeccionista.Quiero que se vea claro lo que tienen que expresar los títeres en cada obra. Aunque no lo parezca no se trata de que sean perfectos sino que sean expresivos».

Encandilado con la ciudad durante su estancia como profesor en cursos de construcción de títeres que impartió en el Colegio Universitario y después como responsable de la asignatura de Modelado en la Escuela de la Casa de los Picos, y a través de Julio Michel y de Titirimundi (en la edición 2010 recibió un homenaje durante el que se estrenó un documental realizado por Gabriel y Simón Fariza sobre su obra y trayectoria), Peralta consideraba que fue «una inspiración,y una suerte» que el Ayuntamiento se interesara por sus creaciones.

Francisco Peralta es uno de los mejores marionetistas de España. Le fue concedida la Medalla al Mérito en las Bellas Artes en su categoría de Plata en 1990 y parte de su trabajo como «escultor e ingeniero de la marioneta» está presente en las salas de la Puerta de Santiago, rehabilitada por la Fundación del Patrimonio Histórico de Castilla y León y destinada en 2013 por el entonces alcalde Pedro Arahuetes a ser el contenedor de la obra del artista.

Vínculo segoviano

La vinculación de Francisco Peralta con Segovia se remonta a los años 70. Durante el curso 1977-78 impartió los cursos de construcción de títeres en el colegio Universitario Domingo de Soto, y después (1980-84) fue profesor de Modelado y Vaciado de la Escuela de Artes y Oficios de la Casa de los Picos. En aquella época, en un taller experimental con sus alumnos, surgió la producción de una nueva versión del ‘Clérigo Ignorante’ de Berceo que, junto con el ‘Romance de la Condesita’, participaría en el Festival Internacional de Zamora.

En 1981 formó oficialmente con su esposa Matilde la compañía Peralta-Del Amo, en la que se integraron también sus cinco hijas, y con la que regresaría en 1985 a Segovia para participar en Titirimundi, festival al que desde aquella primera edición Peralta no ha faltado ningún año, bien para actuar o para recorrer las calles y escenarios donde se han representado los espectáculos de marionetas.

Este vínculo quedó reforzado en noviembre de 2012, con la firma del convenio entre el alcalde de Segovia, entonces pedro Arahuetes, el presidente de turno de la Fundación del Patrimonio Histórico de Castilla y León, Rafael Encinas, y el propio Peralta para crear el Museo de Títeres de Peralta en la Puerta de Santiago, abierto al año siguiente. En el Jardín de los Poetas, al lado del Museo de la Colección Peralta, el artista recibió en 2014 el homenaje del Ayuntamiento de Segovia. El centro de la Puerta de Santiago tuvo el año pasado más de 6.000 visitas.


Comentarios   

0 # Estrella 06-01-2018 11:17
Los guiños de sus marionetas le harán estar con vosotros siempre. Un abrazo para todos, especialmente para Charo y mi pequeña gran Paula
Responder | Responder con una citación | Citar

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar