El alcalde de Sepúlveda confía en que la planta de agua funcione a finales de 2019

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

La embotelladora creará de inicio quince puestos de trabajo, antes de la construcción de un balneario

El proyecto sigue adelante. La empresa ya se ha puesto en contacto con los dueños de las parcelas próximas a la captación. El objetivo es disponer de los terrenos para empezar a construir la planta cuanto antes. «Creemos que puede estar funcionando dentro de año y medio; al menos, son los plazos que la empresa me da. El proyecto es ambicioso y va para largo, demasiado largo para mis deseos», afirma el alcalde de Sepúlveda, Ramón López.

La idea es construir en una primera fase la embotelladora, que creará quince puestos de trabajo directos, y posteriormente un balneario. En ningún caso la iniciativa empresarial estará ligada a la Fuente de la Salud, utilizada como zona de baño por vecinos y turistas. Tras analizar las muestras recibidas, la Dirección General de Salud Pública emitió en 2016 un informe favorable en relación con el cumplimiento de los requisitos sanitarios que regulan la explotación y comercialización de aguas minerales naturales y aguas de manantial que son envasadas para consumo humano.

El Instituto Geológico y Minero de España estableció, por su parte, que se trataba de aguas termales con 19,4 grados centígrados, al superar en cuatro grados la media anual del lugar en el que se encuentran, que es de 11,3. Del mismo modo, la Confederación Hidrográfica del Duero emitió un informe favorable a esta declaración, pues el Agua de Macarena es de baja mineralización y tiene un carácter bicarbonatado, cálcico, magnésico, ligeramente sulfatado, y además es pobre en sodio y tiene propiedades terapéuticas.

El pasado otoño, la Dirección General de Energía y Minas de la Junta de Castilla y León concedió la categoría de agua mineral, natural y termal al manantial Agua de Macarena.

«Todavía no se ha empezado a construir la planta, luego están los permisos de Medio Ambiente y toda la tramitación burocrática. Yo soy optimista, pero a largo plazo», añade el alcalde, consciente de la importancia que el proyecto tiene para toda la comarca. «Es imprescindible para Sepúlveda, que tiene problemas de despoblación, como todos los municipios de Castilla y León. La creación de puestos de trabajo dará vida al pueblo. Será una inyección de moral tremenda».

Comments are now closed for this entry