Los deseos de una anciana plasmados por ella misma en su testamento hechos finalmente realidad

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

M&C Abogados comparte con nosotros el siguiente artículo sobre un caso reciente en el que han trabajado y que puede ser de interés para todos:

En esta ocasión vamos a contaros un caso real que hemos ganado recientemente, aunque los nombres de sus protagonistas no correspondan a sus verdaderas filiaciones.

La razón por la que hemos decidido ponerlo en común con todos nuestros lectores es, porque estamos seguros de que por desgracia, ocurre más de lo que nos gustaría, y porque en M&C abogados estamos orgullosos de haber podido contribuir a que los deseos de una anciana plasmados por ella misma en su testamento, se hayan hecho finalmente realidad.

Dª Ines nacida en Septiembre de 1921, falleció el 12 de Agosto de 2016 constando como causa inmediata de la muerte una insuficiencia respiratoria aguda, e interviniendo otros procesos como deterioro cognitivo y SIADH cuyo origen pueda deberse al accidente cerebro vascular que sufrió en Septiembre de 2015.

Dª Ines residía en la residencia de ancianos más próxima a su domicilio , siendo visitada por una sobrina y la hija de esta, ambas sin antecedentes penales y esporádicamente por un sobrino de su finado esposo quien residía en otra localidad diferente.

Dª Ines otorgó testamento en el que legaba la cantidad de 15.000 euros a cada una de las seis instituciones religiosas que designó y en el remanente de todos sus bienes instituyó como herederos por partes iguales a los dos sobrinos antedichos.

En el mes de Septimbre de 2015, Dª Ines de 93 años de edad, sufrió un accidente cerebro vascular del que fue tratada, poseyendo en ese momento la cantidad de 410.000 euros en la única cuenta que tenía a su nombre.

En el mes de Noviembre de 2015, la anciana , ya con sus facultades psiquicas mermadas y asi consta acreditado en el historial médico, apoderó a su sobrina y a la hija de ésta ,solicitando junto a ambas la entrega de una tarjeta de crédito cuyo número secreto se hizo llegar a la Residencia donde vivía Dª Ines. Hasta entonces Dª Ines jamás había tenido tarjeta de crédito ni había operado en sus 93 años de vida en un cajero automático.

Fallecida Dª Ines, pudo comprobarse que desde Noviembre de 2015 a febrero de 2016 se realizaron extracciones diarias de su cuenta en distintos cajeros de la Provincia de 1000 euros (máximo permitido), en días consecutivos hasta llegar a un total de 70.000 euros, y por si esto no fuera suficiente la propia anciana siempre acompañada por su sobrina y la hija de èsta, acudió hasta en cinco ocasiones en menos de un mes a retirar bajo engaño, importantes cantidades de dinero siempre en cuantía inferior a 100.000 euros con el objeto de burlar las disposiciones del Banco de España referidas al blanqueo de capitales.

Dª Ines, una mujer caracterizada por pasar su vida ahorrando, cuyos gastos se limitaban al pago mensual del recibo de la residencia donde vivía y cuya austeridad era su sello de identidad ,falleció a los 94 años de edad con 7.000 euros en su cuenta corriente.

Gracias al tesón y a la gran ayuda del sobrino instituido heredero, y en perjuicio de quien la sobrina de la finada y su hija se apoderaron ilícitamente del patrimonio dinerario de Dª Ines, no solo relatándonos su historia con tanto detalle que consiguió hacerla nuestra, sino viviendo a nuestro lado los días previos a las decenas de declaraciones y a las sesiones del plenario que duraron tres días, M&C abogados ha logrado la condena de las querelladas y la indemnización para el sobrino, de manera que puedan cumplirse las disposiciones que Dª Ines dejó ordenadas en vida y en perfecto estado de salud mental .

Rebeca Miguel Álvarez


Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar