La viuda de Víctor Barrio: «Si todas las denuncias acabasen como la de Pablo Hasel, más gente denunciaría»

Raquel Sanz, la viuda del torero Víctor Barrio, ha arremetido a través de su cuenta de Twitter contra el rapero Pablo Hasel tras su condena a nueve meses de cárcel en sentencia firme por delitos de enaltecimientos del terrorismo e injurias y calumnias a la Corona y a las Fuerzas de Seguridad por 64 mensajes en Twitter y una canción en Youtube.

En un mensaje en el que acompaña la noticia de la detención del rapero tras haberse resguardado en la Universidad de Lleida, la periodista segoviana ha escrito en su perfil: «Hoy me toca a mí decir: Si todas las denuncias acabasen como la de Pablo Hasel, más gente denunciaría. Si eres tan valiente como para cometer un delito, ten las mismas agallas para enfrentarte a la condena por el mismo. #NoTodoVale«.

Sanz acompaña el texto con un tuit de Hasel en el que escribió: «Si todas las corridas de toros acabasen como la de Víctor Barrio, más de uno íbamos a verlas«, en alusión a la fatídica tarde en la que un toro mató al torero segoviano en la plaza de Teruel.

Procesos judiciales

Las redes sociales se convirtieron entonces en un hervidero de comentarios hirientes contra el matador, contra los toros y contra los toreros, como el de Vicente Belenguer, el maestro para el que la Fiscalía solicitó cuatro años de prisión por un delito de odio por verter comentarios denigrantes en su perfil de Facebook contra el torero fallecido y contra la tauromaquia. Belenguer fue finalmente absuelto de tales delitos por la Audiencia Provincial de Segovia.

Todo lo contrario ocurrió en el litigio que la familia del torero fallecido mantuvo contra la concejala valenciana, Datxu Peris. El Supremo ratificó la condena de la Audiencia Provincial de Segovia que obligaba a la edil a indemnizar con 7.000 euros a la viuda y a los padres del torero y retirar los comentarios que realizó en una red social cuando el diestro falleció corneado en la plaza de Teruel el 9 de julio de 2016.

Las denuncias públicas de Raquel Sanz por insultos e injurias en las redes sociales han sido constantes y de hecho, la periodista ha insistido en más de una ocasión en la necesidad de aplicar un mayor control sobre este tipo de comentarios en las redes sociales.