La centralización de la vacunación en tres puntos detona las quejas en el medio rural

La Gerencia de Asistencia Sanitaria de Segovia justifica la medida, que empezará el día 14, en la mayor movilidad de los grupos a inocular

La Gerencia de Asistencia Sanitaria de Segovia ha previsto modificar el desarrollo de la campaña de vacunación contra el coronavirus. Ya no habrá citas telefónicas a los residentes en las zonas básicas de salud del medio rural para que acudan al centro de referencia a recibir la dosis correspondiente. La reorganización diseñada por los responsables de la gestión sanitaria deja activos tres puntos fijos a los que deberán asistir en la fecha y horario que se difunda quienes sean llamados por pertenecer a una franja de edad concreta. El proceso para avanzar en la inmunización, por lo tanto, se va a centralizar en el pabellón Pedro Delgado de la capital segoviana, y en los centros de salud de Cantalejo y Cuéllar.

La redistribución de los flujos de vacunación empezará a funcionar oficialmente el lunes día 14 y con polémica. El cambio ha sentado mal en decenas de pueblos cuyos vecinos se ven obligados a partir de ahora a desplazarse a los citados puntos de vacunación en función de la zona básica de salud a la que pertenezcan. «Ilógico», «irracional» o «fatal» son calificaciones vertidas por algunos alcaldes al ser preguntados por la medida. Regidores del nordeste, de la campiña o del sur, representantes de diferentes fuerzas políticas, esperan cuanto antes una explicación convincente que justifique la modificación y los traslados que van a tener que hacer sus convecinos para vacunarse contra la covid-19.

El gerente de Asistencia Sanitaria de Segovia, Jorge Elízaga, entiende que la centralización en los tres puntos elegidos levante polvareda, sobre todo por las distancias a recorrer. La Delegación Territorial de la Junta explicaba en la nota en la que anunciaba la reordenación que el objetivo que se persigue es «hacer la vacunación más dinámica, optimizarla y ajustarla a los recursos humanos de los que se dispone y acelerar todo lo posible el ritmo de administración de vacunas». Para hacer una tortilla hay que romper huevos, y en este caso los trayectos y los kilómetros de más son el sacrificio que han de hacer los residentes en las trece zonas básicas de salud afectadas directamente, y sobre todo los municipios de cabecera cuyos centros de salud dejarán de vacunar, según se deduce del anuncio del Ejecutivo regional.

Jorge Elízaga añade a los argumentos de la comunicación oficial que la reordenación «ha sido muy estudiada», por lo que se han tenido en cuenta las distancias y los tiempos de viaje. El gerente expone que la campaña de vacunación masiva «entra ahora en una etapa para unos grupos de edad con mayor capacidad de movilidad que los que se han venido vacunando hasta ahora». Cabe recordar que, a lo largo de esta semana están llamados a recibir la inyección del antiviral los segovianos nacidos en la década de los 60. Elízaga cree que entre esta semana y al que viene se acabarán de aplicar las primeras dosis a esta franja de edad y «en breve» se llamará a los que estén entre los 40 y los 49 años.

Diez líneas en el Pedro Delgado

La reestructuración diseñada por los responsables sanitarios mantiene el pabellón Pedro Delgado de la capital como el principal punto de vacunación. Habrá diez líneas de administración de los antivirales abiertas de lunes a viernes, de 8:30 a 20 horas. Además de los residentes adscritos a las zonas urbanas de Segovia I, II y III (Santo Tomás, La Albuera y San Lorenzo), de los encuadrados en el radio asistencial del centro semiurbano de Segovia Rural, en el que se incluye el alfoz, y de las tarjetas del área de San Ildefonso, el polideportivo será el lugar de vacunación desde el lunes 14 para los vecinos de las zonas básicas de salud de La Sierra (Navafría), Villacastín y El Espinar.

El alcalde popular de este último municipio, Javier Figueredo, solicitó este martes cita con la Gerencia de Asistencia Sanitaria «para saber la realidad» de la medida anunciada unas horas antes por la Junta de Castilla y León. «Hasta ahora [a primera hora de la tarde de este martes] no tengo notificación oficial», reiteraba a expensas de conocer al detalle las razones del cambio, porque «hasta el día de hoy la gente de otras edades ha ido voluntariamente a vacunarse al Pedro Delgado», pero no ha habido en los meses de campaña de inoculaciones la obligatoriedad de trasladarse ya que el centro de salud avisaba por teléfono al usuario y le emplazaba a una fecha y hora determinadas en el ambulatorio para recibir su inyección.

El segundo de los puntos fijos establecidos en la reorganización se localiza en el centro de salud de Cuéllar. El cambio introducido conlleva que no solo los habitantes de esta zona se vacunarán en él, sino que se suman los adscritos a las demarcaciones básicas de Carbonero el Mayor y Nava de la Asunción. Aquí, la administración de las dosis a los grupos de edad que les corresponda será de lunes a viernes, entre las 15:30 y las 20 horas, informa la Junta. Dispondrá de tres líneas de vacunación habilitadas, una por cada planta del edificio cuellarano. Cada uno de esos puestos contará con una sala de observación, un área para las vacunas y también se establecerá un doble circuito de entrada y salida de usuarios. La dotación de cada línea consta de una enfermera, un administrativo y un técnico en cuidados auxiliares de enfermería.


El tercer punto de la centralización de las inoculaciones masivas se sitúa en el centro de salud de Cantalejo e incorpora las zonas básicas de Sepúlveda, Riaza, Fuentesaúco de Fuentidueña y Sacramenia. En este lugar, los equipos vacunarán tres jornadas a la semana –lunes, miércoles y viernes– entre las 15:30 y las 20 horas. Cada día estarán en servicio dos líneas para la inyección de las dosis contra la covid. Uno de los puestos se ubicará en la sala de extracciones y el otro en la consulta existente frente a ella. Los usuarios deberán entrar por la puerta habitual de acceso al consultorio y saldrán por la sala de observación.

Segundas dosis

Así pues, a partir de ahora los ciudadanos que aún estén por recibir el antiviral tendrán que estar atentos a los llamamientos que se harán para cada punto fijo por cohortes de edad. Cuando la persona acuda a vacunarse se le entregará el documento de recomendaciones y se le anotará la fecha de la segunda dosis en caso de tener que recibirla.

Los segovianos que tengan ya fijada la inyección que completa el ciclo de inmunización también tendrán que acudir al punto fijo de referencia que les corresponde. Así, un vecino que haya recibido la primera dosis en Carbonero el Mayor tendrá que desplazarse al centro de salud de Cuéllar para que le administren la segunda.

JUAN JOSÉ MAROTO, ALCALDE DE NAVA DE LA ASUNCIÓN: «No me cabe en la cabeza con la 'pelea' sanitaria que tenemos en la zona básica con la Junta»,

PILAR ARES, ALCALDESA DE SANTA MARÍA LA REAL DE NIEVA: «En el pueblo no tenemos autobús de línea con Cuéllar, por lo que casi era mejor ir a la capital»

RAMÓN LÓPEZ, ALCALDE DE SEPÚLVEDA: «Es totalmente irracional e ilógico. Se compran papeletas para que pase algo en los viajes»

MARÍA JESÚS SANZ, ALCALDESA DE AYLLÓN: «Me parece fatal el cambio porque pasamos de hacer 20 kilómetros a Riaza a viajar 60 hasta Cantalejo»