Organizaciones de la España Vaciada advierten que el desmantelamiento del sistema sanitario en el mundo rural impide que las cuentas sanitarias salgan en Castilla y León

Desde la España Vaciada de Castilla y León se pretende visualizar esta problemática con una reivindicación de prendas blancas en los balcones de los pueblos.

Que el sistema sanitario de nuestra Comunidad vive en una precariedad continua es algo que los habitantes de nuestros pueblos llevamos padeciendo desde hace años. Este desmantelamiento de lo público, que hace que cada vez haya menos recursos (especialmente profesionales) se agudiza verano tras verano, la época del año en la que los pueblos incrementan su población coincide con el periodo en el que menos sanitarios trabajan en ellos, haciendo que una vez más se vean las costuras de nuestro sistema sanitario y su incapacidad para atender en condiciones dignas a toda la población del mundo rural.

Para denunciar de nuevo esta situación, desde las organizaciones vinculadas a la España Vaciada que defienden una sanidad rural digna de la comunidad se anima a realizar un gesto reivindicativo en nuestros pueblos. El gesto consiste en colocar una prenda blanca en los balcones o ventanas de nuestras casas, para hacer ver la necesidad de que seamos atendidos en nuestros consultorios locales con personal y medios suficientes. Un sencillo acto que demuestre que poca gente en muchos lugares puede conseguir grandes cosas. Un gesto que ponga de manifiesto la importancia que tiene para el mundo rural acceder a una atención primaria de calidad en el territorio, independientemente del tamaño del pueblo o de la estación del año. La atención sanitaria no debe depender de estacionalidades, sino que debe ser un servicio continuo que atienda tanto a quienes están en los pueblos de forma permanente como temporal.

Desde las organizaciones se quiere recordar que la escasez de medios no es fruto de la situación sanitaria actual, sino que es el resultado de años de desinversión y olvido que se ha tenido desde la Consejería de Sanidad hacia los pueblos, deteriorando de forma continua los recursos materiales y personales de la atención primaria rural.

Para apoyar la reivindicación se ha realizado un cartel en el que se expone de forma clara las cuentas sanitarias en los veranos de Castilla y León. Multiplicación de la población y división de los ya escasos profesionales con el ya mencionado resultado de peores servicios sanitarios para nuestros pueblos.

Desde las organizaciones de la España Vaciada de Castilla y León, se anima a todos los habitantes de los pueblos a colgar esta prenda blanca para que la Administración reciba nuestra reivindicación.

Para que la Administración sea consciente que SER MENOS NO RESTA DERECHOS.

Coordinadora de la España Vaciada en Castilla y León