El cuadro 'Mujeres de Sepúlveda' viaja al Museo de Arte de Estonia

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

La obra de la pinacoteca municipal de Irun permanecerá enTallin hasta septiembre, dentro de la exposición 'Zuloaga. Espíritu de España'

El Ayuntamiento de Irun ha prestado el cuadro 'Mujeres de Sepúlveda', del pintor eibarrés Ignacio Zuloaga (1870-1945), para la exposición 'Zuloaga. Espíritu de España', que estará instalada en el Museo de Arte de Estonia-Mikkel Museum, de Tallin, hasta el 5 de septiembre.

La inauguración de la muestra tuvo lugar durante la visita que la ministra de Asuntos Exteriores, Arancha González Laya, realizó a las repúblicas bálticas para profundizar en las relaciones políticas y económicas y para proyectar la imagen de España en los países de la zona.

No es ésta la primera vez que 'Mujeres de Sepúlveda' abandona la Sala Capitular del Ayuntamiento, donde luce como gran obra destacada de la pinacoteca municipal, al ser requerida para una exposición. En el año 2019, el cuadro de Zuloaga estuvo expuesto en el Museo de Bellas Artes de Bilbao. El anterior traslado de la obra, en 2017, tuvo por destino la muestra 'Zuloaga. Una aventura europea', en la Fundación Mapfre de Madrid y antes, en 2016, pudo ser contemplada en el Museo de Bellas Artes de Granada, situado en el Palacio de Carlos V de la Alhambra, donde formó parte de la exposición 'Zuloaga y Falla. La historia de una amistad'

De Segovia a Irun

'Mujeres de Sepúlveda' es una obra fechada en 1909, que Ignacio Zuloaga dedicó al pueblo de Irun, como se puede leer en una esquina del propio lienzo.

Es uno de los cuadros realizados por el pintor eibarrés a raíz de su estancia en Segovia, por cuyos paisajes se sintió seducido. En particular, dedicó varias obras al pueblo de Sepúlveda, algunas de ellas realizadas desde el mirador que ahora lleva su nombre. En el caso de 'Mujeres de Sepúlveda', el pintor otorga al paisaje un lugar secundario o son las figuras de las mujeres las que conducen la mirada a las casas, caminos y barrancos del pueblo medieval.

'Mujeres de Sepúlveda' es uno de los cuadros más sobresalientes de la pinacoteca municipal y también el más viajero, pero no el único que ha sido requerido para diferentes exposiciones. Así, ha habido varias obras que han salido de Irun para ser expuestas en otras ciudades. Es el caso del 'Retrato de Mª Elena de Arizmendi', de Enrique Albizu, que fue prestado para la exposición 'El siglo de Balenciaga' y viajó a Zaragoza y a Baiona; 'Lumière eléctrique', de Darío de Regoyos, que se expuso en Rouen o 'Fiesta en el pueblo', de Narciso Rota, que formó parte de la muestra 'Grupo Danok.1966-67. Una modernidad incompleta', del Museo de Navarra. Tampoco hay que olvidar el traslado de las obras de Menchu Gal a Donostia para la exposición que dedicó el Koldo Michelena a la pintora irunesa.