La manifestación por la sanidad rural llena la avenida del Acueducto

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

Miles de personas, llegadas desde distintas localidades segovianas, expresan el latido agónico de los servicios básicos de salud en los pueblos y piden la dimisión de la consejera Verónica Casado que lidera un plan de reorganización que los manifestantes rechazan

Miles de personas mostraron ayer en Segovia su rechazo frontal a los planes de la Consejería de Sanidad de reorganizar los servicios de Atención Primaria y se mostraron dispuestos a plantar cara ante cualquier intento de reducir servicios sanitarios en el medio rural. El movimiento en defensa de la sanidad rural “digna y de calidad”, que durante todo el verano se ha expandido por la provincia de Segovia, ha desembocado este domingo 26 de septiembre en una masiva manifestación que ayer llenó la avenida del Acueducto.

Los integrantes de la alfombra humana, que se desplegó desde la plaza del Azoguejo hasta el Hospital General, quisieron presentarse ante las autoridades sanitarias como un escudo protector de los centros de salud y consultorio de la provincia, que no va a dejar pasar más medidas de recorte en las plantillas profesionales ni cierres de centros, como así expresaron con pancartas y lemas coreados.

Abuelos y niños, pacientes y sanitarios, vecinos y alcaldes hicieron sentir en la movilización el latido de los servicios que entienden se están condenando a la agonía y ellos quieren revivir para garantizar la pervivencia de los pueblos. Este latido agónico se hizo oír con música, megafonía y ritmo de palmas de los asistentes entre los que dominaban los colores blanco y negro. El blanco representa a la sanidad pública y el negro se utilizó como símbolo de luto y dolor por la situación en la que se encuentra.

Los asistentes se mostraron contrarios a la política de la consejera de Sanidad, Verónica Casado, a la que dedicaron muchas pancartas rechazando su plan de reorganización de la Atención Primaria. Tanto en la concentración inicial junto al Acueducto como a lo largo de la macha, los manifestantes pidieron en numerosas ocasiones la dimisión de la consejera Verónica Casado.

Desde las distintas localidades de la provincia se fletaron autobuses para facilitar la participación en la movilización que también contó con el respaldo de vecinos de los barrios de la capital. La convocatoria fue lanzada por las plataformas de las zonas básicas de salud de la provincia (Cantalejo, Carbonero, Cuéllar, Fuentesaúco de Fuentidueña, Nava de la Asunción, Sacramenia, Segovia Rural, Sepúlveda, Riaza), así como por los colectivos Medsap, Ismur, el Movimiento por la Sanidad del Nordeste, Segovia Viva y SOS-Rural Ayllón.

Pero, además se sumaron otras asociaciones vecinales hasta superar la veintena de colectivos participantes. También se han unido a la protesta representantes de sindicatos y alcaldes y concejales de partidos de izquierda, entre los que se encontraba la alcaldesa de Segovia, Clara Luquero. Antes de dar lectura al manifiesto desde la terraza de Santa Columba, la portavoz de los organizadores, Rosa Arranz, señaló que “hoy marcamos un hito en la lucha rural por nuestros derechos, en este caso por el derecho a una sanidad rural digna y de calidad”. “Se han creído que ser pocos habitantes resta derechos y eso no es así, por eso estamos aquí”, ha añadido Arranz.

Manifiesto

Los organizadores aseguraron que el objetivo de la manifestación es “defender la Sanidad Pública como parte esencial para la vida” y levantar la voz porque “nada ha cambiado sobre los recortes en Atención Primaria“. Las plataformas ciudadanas remarcan que no quieren “buenas palabras sino hechos que se plasmen en el BOCYL”, y solicitan un consenso entre los agentes sociales, los sindicatos, los partidos políticos, los ayuntamientos y los equipos de Atención Primaria para que se “ajuste a las necesidades de la población rural“. “No aceptamos que en este consenso se nos quiera eliminar sin tener en cuenta nuestra opinión”, criticaban ayer.

Durante la lectura del manifiesto, denunciaron que el sistema sanitario rural de la provincia de Segovia “se ha ido degradando” a lo largo de la última década, y que la reforma que se plantea desde la Junta de Castilla y León no hace otra cosa que dejar “desprovistos” a los segovianos “de un servicio esencial e imprescindible“. En su opinión, la reordenación sanitaria no debe considerar como objetivo fundamental “los ajustes de cupos que se están llevando a cabo en nuestra provincia”, sino apoyarse en “pilares fuertes y con proyección de futuro”. “Si la Atención Primaria no funciona, la sanidad no funciona“, proclamaron en el manifiesto.

Acto seguido comenzaron los gritos de ‘Consejera dimisión’ y ‘Ser pocos no nos resta derechos’ para empezar el desfile de plataformas ciudadanas a través de la avenida del Acueducto. Los manifestantes llenaron sus cerca de 500 metros de extensión. Antes de emprender el último tramo del recorrido, cerca de la iglesia de San Millán, un grupo de manifestantes que vestidos de negro portaban un ataúd, guardaron un minuto de silencio e hicieron sonar el toque de difuntos por una sanidad que temen esté en peligro de muerte.

La marcha reivindicativa continuó hasta rodear el Hospital General donde concluyó.

Juego de cifras: De 2.000 a 7.000

La Subdelegación del Gobierno en Segovia cifró en 2.000 personas la participación inicial en la concentración de la plaza del Azoguejo desde donde salió la manifestación. Una vez acabada la movilización en el Hospital, la cifra de asistentes aportada por la Subdelegación con datos de la Policía Nacional subía a 7.000. Ajenos a los números, los organizadores de la movilización consideraron un éxito la respuesta dada por los segovianos.

Peticiones

  • Una mayor financiación para la Atención Primaria y en particular para la Atención Primaria rural, destinando para ello el 25% del gasto sanitario público.
  • La reapertura de todos los consultorios.
  • Dotar a todos los centros de salud de recursos materiales y humanos necesarios, para que sean resolutivos y eficientes.
  • Mantener abiertos en la provincia todos los Puntos de Atención Continuada los siete días de la semana.
  • Una asignación de personal sanitario que no se limite al volumen de tarjetas sanitarias, sino que tengan en cuenta la dispersión geográfica, envejecimiento, situación socioeconómica, vulnerabilidad etc …
  • Plazas de sanitarios sustentadas sobre plantillas de profesionales reforzadas y estables, que garanticen la continuidad de la atención sanitaria en épocas de mayor afluencia de población.
  • Una cobertura de las consultas de pediatría equiparables a las del medio urbano, con especialista y con una atención hasta los 14 años.
  • Internet de calidad y aumento de líneas telefónicas para que la conexión desde los pueblos a la red SACYL sea factible.
  • Una atención telefónica más cercana y accesible para la cita previa, con respuesta directa desde el centro de salud y no solo automatizada.
  • Exigimos un transporte a la demanda para los desplazamientos desde los consultorios locales hasta los centros de salud o los Centros de atención diaria.
  • Un servicio de ambulancias de calidad, adecuado a las características del territorio con un aumento de las Unidades Móviles de Emergencias (UMEs)
  • La ampliación del Hospital General y la construcción de la 2ª infraestructura hospitalaria y una descentralización de la Atención Hospitalaria en el territorio.
  • La reducción de las listas de espera quirúrgicas, de consultas médicas y de pruebas diagnósticas con un aumento de la transparencia en la gestión de las mismas.